Caserio, nuevo presidente del PJ en el Senado: prometió trabajar para que ganen los Fernández

El Bloque Justicialista redefinió sus autoridades luego de la partida de Miguel Pichetto al oficialismo. El legislador cordobés admitió que algunos miembros del bloque votarán al frente de Lavagna, como Rodolfo Urtubey. 

(Foto: Comunicacion Senado)
25 de Junio de 2019

El senador cordobés Carlos Caserio quedó al frente del bloque del PJ en el Senado y  calificó el salto de Miguel Pichetto al oficialismo como un “acto de cangurismo”. El legislador dijo que a pesar de que en su provincia el gobernador Juan Schiaretti decidió ir con boleta corta en octubre, en el bloque del PJ habrá “diversidad”, pero que en su mayoría van a trabajar para que “gane la fórmula Fernández Fernández”.

En su primer acto como presidente del bloque, Caserio se definió como opositor. “Vamos a ser un bloque abierto con debate más allá sin decisiones personales. Somos peronistas todos, el grueso vamos a votar al frente de Todos, y otros como Urtubey van a votar al frente de Lavagna”, dijo en relación al senador Rodolfo Urtubey, hermano del candidato a vice del ex ministro.

La reunión que duró casi tres horas en el salón del bloque contó con la presencia de 17 de los 21 senadores del interbloque, que ahora pasó a ser el Bloque Justicialista, por la denominación del espacio mayoritario. Dalmacio Mera y Eduardo Aguilar estuvieron ausentes con aviso. Se descuenta que Mera, primo de Urtubey, también votará por el Frente Consenso Federal.

El bloque quedó conformado por 19 senadores, y se espera sumar a los tucumanos Beatriz Mirkin y José Alperovich y a la senadora puntana Eugenia Catalfamo. También se espera que se retire Carlos Menem para irse con Pichetto. 

“Pichetto es un senador que nos abandonó en un acto de cangurismo que pocas veces he visto en la vida, y cambió de signo político. No tenemos nada que ver con Macri, Pichetto decidió dejar el peronismo para trabajar con el gobierno que no tiene nada que ver con las bases fundamentales del partido”, definió Caserio.

“No hemos abandonado nuestra condición de oposición y vamos a trabajar para que gane el peronismo. En Córdoba el gobernador (Schiaretti) decidió ir con boleta corta pero yo voy a trabajar para sumarle votos a presidente a Alberto Fernández. En el bloque del FpV (que preside Marcelo Fuentes e integra Cristina Fernández) hay compañeros nuestros pero vamos a seguir trabajando como bloque independiente en representación de los gobernadores”, aclaró el senador.

Tras una semana de desconcierto y negociaciones cruzadas, el bloque llegó a la redefinición de sus autoridades: Caserio a la presidencia, el formoseño José Mayans y los entrerrianos Pedro Guastavino y Sigrid Kunath como vices. El encargado de presentar las nuevas autoridades ante la prensa fue el gobernador electo de Santa Fe, Omar Perotti quien dijo que “la definición fue por unanimidad”.

El flamante gobernador electo, al igual que Caserio, se definió por la boleta de los Fernández, luego de que el PJ de su provincia así lo definiera la semana pasada. Sin embargo mientras que en Santa Fe el PJ competirá dentro del Frente de Todos, Todas y Todes, el PJ cordobés, competirá con boleta corta con el frente Hacemos por Córdoba. Por eso Caserio aclaró que él, que a su vez es presidente del PJ cordobés, va a militar para sumar votos a los Fernández.

El distanciamiento entre Caserio y Schiaretti ya se había producido apenas el gobernador logró su reelección y se produjo el estallido de la no nata alianza Alternativa Federal. Por su parte, Caserio siempre mantuvo diálogo con Alberto Fernández, y a partir de la definición de su candidatura a presidente, los contactos se acentuaron. En tanto, Schiaretti nunca disimuló su cercanía a Mauricio Macri y de hecho esta semana recibió a Miguel Pichetto en la provincia mediterránea.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS