Arrastrada por el consumo y la industria, la economía cayó por noveno mes seguido

El Indec midió una baja de 5,7% en la actividad durante enero. El comercio y la industria, los sectores que más retrocedieron.

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, opinó que las políticas adoptadas “van a permitir una recuperación sostenida y un crecimiento mucho más estable”.
Por Marcelo Colombres - @econocolombres
28 de Marzo de 2019

Por novena vez consecutiva, el estimador mensual de actividad económica (EMAE) que elabora el Indec mostró números negativos. El informe correspondiente a enero, que se difundió este jueves, muestra que la actividad retrocedió 5,7% con relación al mismo mes del año anterior.

Difícilmente podía esperarse un resultado diferente con las señales tan adversas que entregan los dos sectores de mayor incidencia en el índice, cuyo rojo fue de dos dígitos: el comercio tuvo una caída de 12,3% y la industria manufacturera de 10,1%. Combinados, los dos explican casi un tercio de la economía del país. Otro rubro que cayó fuerte fue la construcción, con una merma de 7,8%. También hubo fuertes bajas en el capítulo de actividades financieras (7,6%) y el de transporte y comunicaciones (5,2%). De los 16 sectores que analiza el Indec, 12 tuvieron números negativos.

El indicador confirma la evolución que viene mostrando el Producto Bruto Interno (PBI), una medición mucho más amplia que se realiza cada tres meses y que se toma como parámetro más certero de la economía de un país. La del último trimestre del año pasado mostraba una caída de 6,2% en comparación con la del cierre de 2017.

En medio de una racha de estadísticas adversas que comenzó en abril, cuando arrancó la estampida del dólar, el gobierno intenta aferrarse a un dato. Es la medición desestacionalizada, que permite comparar un mes con el inmediato anterior. Ese cálculo indica una mejora de 0,6% con relación a diciembre. Sin embargo, no parece un dato robusto para pronosticar un cambio de tendencia, porque en cinco de los últimos nueve meses esa comparación dio resultados positivos y sin embargo la situación global no paró de deteriorarse.

De todas maneras, aferrado a ese detalle estadístico, el gobierno intenta mantener su optimismo. Al comentar la situación económica y su impacto en la pobreza (que creció más de seis puntos en 2018), el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, opinó que las políticas adoptadas “van a permitir una recuperación sostenida y un crecimiento mucho más estable”. Con esa frase abonó la tesis del presidente Mauricio Macri, quien la semana pasada sostuvo en una reunión con dirigentes de su partido que “el país está en proceso de crecimiento”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N