Cerraron la exportación de maíz para asegurar el abastecimiento interno

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca suspendió temporalmente el registro para exportar el grano y así garantizar que esté disponible para el consumo interno. La Sociedad Rural, Carbap y CRA cuestionaron la medida y anunciaron protestas.

(Foto: Fotos públicas)
31 de diciembre de 2020

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca suspendió temporalmente a partir de este martes el registro de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) de maíz con fecha de embarque anterior al 1 de marzo próximo, con el objetivo de asegurar el abastecimiento interno del cereal hasta que ingrese la cosecha de la nueva campaña.

"Esta decisión se basa en la necesidad de asegurar el abastecimiento del grano para los sectores que lo utilizan como materia prima en sus procesos de transformación, básicamente la producción de proteína animal como carne de cerdo, pollo, huevos, leche y feedlot, donde el cereal representa un componente significativo de sus costos de producción", señaló la cartera agropecuaria.

En un comunicado, la dependencia nacional precisó que hasta el momento se autorizó la exportación de 34,23 millones de toneladas de maíz de la campaña 2019/20, sobre un total teórico exportable de 38,50 millones de toneladas, es decir que se ha cumplido con el 89% del mismo.

"El objetivo de la medida es que las 4,27 millones de toneladas restantes queden disponibles para el consumo interno, con el objeto de asegurar el abastecimiento durante los meses del verano, cuando la oferta de cereal tiende a escasear", sostuvo el Ministerio de Agricultura.

Eventualmente y en función de cómo evolucione la oferta y la demanda, así como de las perspectivas de la cosecha de maíz de la campaña 2020-2021, la cartera nacional podría evaluar la reapertura del registro.

La norma busca evitar el desabastecimiento en una época del año en la que tradicionalmente queda poco maíz y eso afecta a actividades que tienen al cereal como materia prima, como la lechería y las plantas avícolas.

La medida fue rechazada enfáticamente por las organizaciones que nuclean a productores agrícolas.  CRA y la Sociedad Rural salieron en su rechazo y Carbap anunció se declaró en alerta y movilización.

"El Gobierno destruye la credibilidad de Argentina como proveedor confiable y permanente de granos, al día siguiente al que salimos de un paro desmedido que paralizó el comercio de granos en diciembre", cuestionó el presidente de la Sociedad Rural, Daniel Pelegrina,

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), por su parte,  aseguró que la cifra dada por Agricultura no era correcta y que sería casi el doble, al sostener que "restan casi 8 millones de toneladas para volcar al mercado interno".

Otras organizaciones, como el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), se manifestaron a favor. "No es mucho el maíz que queda y son muchos los sectores que venimos con muchas dificultades para conseguirlo, ya desde hace 90 días", señaló Roberto Domenech, titular de CEPA.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual