Choferes de diez líneas de colectivos realizan un paro en reclamo de sus salarios

  Se trata de las líneas de colectivos que unen Berazategui, Quilmes, Bernal, Sarandí y Florencio Varela con la ciudad de Buenos Aires.
8 de Enero de 2019

Trabajadores de siete líneas de colectivos de la zona sur del gran Buenos Aires se encuentran realizando una retención de tareas, en reclamo de sumas adeudadas en concepto de viáticos y vacaciones que no fueron abonadas por la empresa Micro Omnibus Quilmes SA (Moqsa).

Se trata de las líneas 159, 219, 300, 372, 584, 603 y 619, todos de la empresa Moqsa, y la medida de fuerza afecta a pasajeros de la zona sur del Gran Buenos Aires, informaron fuentes gremiales y de la empresa.

Esas líneas de colectivos unen Berazategui, Quilmes, Bernal, Sarandí y Florencio Varela, con la ciudad de Buenos Aires.

“Estamos esperando la respuesta de la empresa. No es un paro, es una retención de tareas. Estamos listos para salir apenas nos depositen lo adeudado“, dijo el delegado gremial Diego Herman, en declaraciones radiales.   

 En línea con el reclamo el  representante gremial explicó que la empresa “está debiendo conceptos como vacaciones y viáticos, y a algunos compañeros el sueldo completo”, y agregó: “Cuando ellos decidan poner lo que nos adeudan, estarán los coches en la calle; la palabra la tienen ellos”.

"Queremos pedir disculpas a los señores usuarios, que son los mayores perjudicados de esto. Pero lo que está pasando acá es simplemente una abstención de tareas por falta de pagos. La empresa tendría que haber depositado todo el sueldo, pero tenemos compañeros que no lo han cobrado, o que no cobraron el viático o que salieron de vacaciones este lunes y no les depositaron el adelanto el viernes", explicó el delegado gremial.

Además el trabajador  contó que en la empresa argumentan que el Gobierno nacional no les depositó los subsidios. "Nosotros no podemos comprobar si eso es cierto o no -dijo-. Por ahí estamos siendo utilizados como medio de presión hacia el Gobierno para que le deposite el dinero a la empresa. La verdad, no nos interesa y no nos gusta ser utilizados para que ellos puedan recibir su dinero, continúo.

 La empresa diariamente recauda por la SUBE, por la venta de boletos y ese dinero le entra al otro día o a las 48 horas. Nos podrían haber pagado, pero la plata no ha aparecido y la empresa no da respuestas. “Esto se soluciona fácil, cuando nos depositen el dinero, volvemos a trabajar". Finalizó

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N