Cineastas: "Luchamos contra el avasallamiento a una de las mejores industrias que construimos"

Luego de la censura en Mar del Plata, representantes de la comunidad audiovisual piden la renuncia del secretario de Cultura, Pablo Avelluto y del presidente del INCAA, Ralph Haiek. "El cine es un derecho, no un negocio", afirmaron los realizadores en una dura conferencia de prensa que brindaron el lunes en el edificio donde se realiza Ventana Sur. Denunciaron, además, desfinanciamiento y precarización en el sector. 

11 de Diciembre de 2018

Frente al predio de la Universidad Católica Argentina en Puerto Madero, donde empezó el clásico encuentro internacional de la industria del cine de nuestro país Ventana Sur, la comunidad cultural congregada pidió por la renuncia del ex ministro y actual secretario de Cultura, Pablo Avelluto y del presidente del INCAA Ralph Haiek.

“Un acto de censura de tal magnitud no se puede dejar pasar”, comenzaron los cineastas en referencia la situación que se vivió en Mar del Plata durante el festival de cine, cuando impidieron hablar a los ganadores del certamen. “No dejar expresarse a artistas ganadores y hasta miembros del jurado es una vergüenza en un festival de clase A, como el de Mar del Plata. Por eso vinimos a darle lugar a algunas de esas voces y a pedir que ya no estén al mando del destino de nuestra cultura. Son personas sin capacidad de gestión y que con argumentos falaces destruyen a toda una fuente enorme de trabajo como nuestra industria. Queremos que se vayan”, comenta Andrea Testa, directora y parte fundamental del del Colectivo de Cineastas que convocó el lunes a la conferencia de prensa que se opone al comportamiento  y espíritu destructor de la gestión actual.

También podés leer: Festival de Cine de Mar del Plata: no dejaron hablar a los ganadores 

En el encuentro, tomaron la palabra varios referentes de la lucha de los trabajadores del cine y aquellos que no pudieron hablar hace unas semanas, cuando el secretario de Cultura para no ser abucheado como sucedió en la apertura del Festival de Mar del Plata, no permitió intervenciones tras la premiación. Entre ellos estaba Rafael Spregelburg, parte del jurado que indicó que “no tenía por qué terminar así, siendo ultrajada la posibilidad de hablar”. A su vez, los realizadores de la mejor opera prima en documental, la película titulada Árbol negro, quienes agradecieron tener la oportunidad de participar en esta reunión.

Avelluto es quien impulsa a los entes autárquicos a que subejecuten sus presupuestos para invertir en diversos instrumentos financieros, en lugar de fomentar a las industrias culturales que por ley deberían sostener. Por este motivo, en los últimos días, la directora del Fondo Nacional de las Artes, Carolina Biquard se alejó de su cargo y explicó que su decisión la tomó ante los reiterados atropellos del ex ministro Avelluto a la autarquía de la que por ley goza dicho organismo. “Es por eso que más de quince asociaciones de técnicos y gente de la industria nos unimos para luchar. El cine es un derecho y no un negocio” agrega Testa.

También podés leer: Pablo Avelluto fue abucheado durante inauguración de festival de cine de Mar del Plata 

En el caso del INCAA -en donde acusan a su presidente, Ralph Haiek de ser servil a esta idea- se realizó la subejecución de 700 millones de pesos que no estarán a disposición de la industria como correspondería. Además, afirman que se desviaron a plazos fijos. “No les interesamos. Somos números. Quedó demostrado que sólo buscan beneficiar la rentabilidad sin mirar los beneficios  de traccionar la cultura de un pueblo con usinas creativas como las productoras medianas y chicas de cine. Eso es un insulto, una herida que quieren dejar para dominar, para atemorizar y dominar a la gente, callando las disidencias y la reflexión, para responder a las condiciones de un mercado que los domina. No le importa que contemos mejores historias”, comentó a Tiempo Argentino el actor Luis Ziembroski, antes de la conferencia.

Muchos incumplimientos de la ley  de cine pusieron en jaque a toda la industria cinematográfica durante esta gestión, un ejemplo de esto es el no funcionamiento del comité de otorgamiento de créditos. Los delegados de ATE en el instituto del cine, Ingrid Urrutia y Octavio Moreli, afirmaron que no son los únicos. “Hay una ausencia de una política que estimule el fomento de contenidos culturales diversos y plurales, se mantiene el ajuste y la precarización dentro del mismo instituto. Hay muchas que tenemos que pasar a planta. De 21 gerencias pasamos a ser sólo 7, estamos hablando de un gran ajuste”.

Otro punto que destacaron es que los trámites para la realización de una película se demoran en la vía administrativa y muchos concursos se encuentran cancelados o reducidos y “la escasez de las ayudas financieras fuerzan a realizar rodajes relámpago de dos o tres semanas que resultan en una merma de la calidad de las obras y de los ingresos de los trabajadores” dijo Fernando Krichmar quien es parte del ente regulador del Instituto de Cine. Agregó: “Cuando se jactan del éxito del  la promoción de descuento para películas argentinas esconden que se destinaron 150 millones directo a las arcas de las grandes exhibidoras como ayuda a films que claramente no necesitan promoción estatal. Además, el presupuesto 2019 fue elevado directamente al poder Ejecutivo, sin la aprobación del Consejo Asesor del que somos parte todos los de la industria y en claro incumplimiento de la Ley de Cine. Es decir, la actual conducción del INCAA gestiona por fuera de la ley e impulsa una política contraria a su espíritu fundante y sus reformas”, expresa el documentalista.

Hacia el final en la conferencia destacaron, “esto es un activa muestra de su fracaso y un peligro para la cultura nacional. Todos los distintos actores de la comunidad cultural luchan por demostrar y detener este avasallamiento constante contra una de las mejores industrias que supimos construir. En cine estamos en el G20, sin dudas, muestra de eso es la premiación a películas argentinas y la capacidad creativa. No se sostiene más esta manera de intentar destruir cultura”, afirmaron.

Los cineastas elaboraron un documento para la campaña del pedido de renuncia al secretario de Cultura, Pablo Avelluto y al director del INCAA Ralph Haiek que tiene más de 900 firmas de personalidades de la cultura.

Se puede acceder en el siguiente en el siguiente link: A la comunidad cultural

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N