Clásico: Trump acusó a los medios por la renuncia de su asesor de seguridad

El presidente de EE UU culpó a los "falsos" medios de comunicación por la dimisión de Michael Flynn, y negó contactos entre sus asesores y funcionarios rusos durante el año previo a las elecciones presidenciales, como denunciaron The Washington Post y The New York Times.
15 de Febrero de 2017

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó este miércoles a los "falsos" medios de comunicación por la renuncia de su asesor de seguridad, Michael Flynn, y negó contactos entre sus asesores y funcionarios rusos durante el año previo a las elecciones presidenciales, como denunció la prensa.

En una conferencia de prensa junto al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, Trump dijo que los medios "trataron muy, muy injustamente" a Flynn, pese a que él mismo le pidió la renuncia luego que el diario The Washington Post revelara escuchas de Inteligencia estadounidense en las que el ex militar hablaba con el embajador ruso sobre las sanciones impuestas a Moscú por el entonces presidente Barack Obama.

Las sanciones fueron una de las últimas acciones del antecesor de Trump y fueron impuestas luego de que los servicios de Inteligencia denunciaran que funcionarios rusos estaban detrás del pirateo a los servidores informáticos del Partido Demócrata, un escándalo que, según Obama, buscó dañar las chances de su candidata Hillary Clinton y favorecer a Trump.

En sus primeros comentarios tras la renuncia de su asesor de seguridad, Trump dijo hoy que fue "injusto" lo que ocurrió con Flynn, a quien describió como un hombre "maravilloso", y acusó a la prensa de publicar información "ilegalmente obtenida", en referencia a las escuchas de los servicios de inteligencia, publicadas parcialmente por el Post, informó la agencia de noticias EFE.

Más temprano, Trump había arremetido contra los medios y la oposición demócrata. "Este sinsentido de la conexión rusa es simplemente un intento de encubrir los muchos errores cometidos en la campaña perdedora de Hillary Clinton", disparó Trump por Twitter.

Acto seguido escribió otro tuit para denunciar que "los falsos medios de comunicación se vuelven locos con sus teorías de la conspiración y odio ciego" y mencionó particularmente a las cadenas de noticias CNN y Msnbc.

De acuerdo con informaciones publicadas en las últimas horas por varios medios, entre ellos CNN, The New York Times y The Washington Post, la presunta conexión entre el mundo íntimo de Trump y el gobierno ruso no es nueva.

Los medios publicaron anoche que asesores de la campaña presidencial de Trump y otros de sus colaboradores más cercanos mantuvieron "reiterados contactos" con agentes de la inteligencia rusa durante el año previo a las elecciones en Estados Unidos.

The New York Times citó a cuatro funcionarios y ex funcionarios estadounidenses bajo condición de anonimato que revelaron registros telefónicos y llamadas interceptadas entre los asesores del ahora presidente y los agentes de la inteligencia rusa.

Aunque las llamadas fueron frecuentes y en ocasiones también involucraron a funcionarios del Kremlin, las fuentes citadas por The New York Times no hallaron pruebas de que esos contactos derivaran en los ataques cibernéticos a la campaña de Clinton y al Partido Demócrata, de los que la inteligencia de Estados Unidos culpó a Rusia.

Tras esta nueva denuncia periodística, Trump denunció en Twitter que "la comunidad de inteligencia" estadounidense está dando "ilegalmente" información a los "fracasados" The New York Times y The Washington Post.

En Moscú, en tanto, el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, también desmintió que espías rusos mantuvieran contactos con asesores y colaboradores republicanos.

Esta nueva polémica sobre la supuesta conexión del equipo de Trump con Rusia llegó en medio del escándalo por la dimisión de Flynn como principal asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca tras sólo 24 días en el cargo.

Flynn mintió al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y a otros altos cargos del gobierno sobre sus contactos con el embajador ruso en Washington, Sergey Kislyak, con quien habló sobre las sanciones contra el Kremlin que el ex presidente Barack Obama impuso antes de dejar la Casa Blanca.

A raíz de la renuncia de Flynn, numerosos congresistas, incluidos algunos republicanos, están pidiendo una investigación sobre las circunstancias de su salida y sobre los lazos del equipo de Trump con Rusia.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS