Coincidencia macabra: la otra víctima se llamaba Bulacio

Juan Francisco Bulacio tenía 36 años y era de Garín. Tenía cinco hijos. Se llamaba igual que Walter, el chico muerto en 1991, apaleado por la policía, tras un recital de los Redondos: no tienen parentesco alguno.
13 de Marzo de 2017

Se trata de Juan Francisco Bulacio, tenía 36 años, casado, con cinco hojos y era oriundo de Garín, localidad del partido bonaerense de Escobar. El hombre fue identificado por la Policía mediante el sistema de huellas AFIS. Le decían Colo y era el mayor de ocho hermanos. Trabajaba en la metalúrgica ROMEC y como delivery en un parripollo. El viernes viajó a Olavarría con un grupo de compañeros del trabajo.

Su mujer no quería que fuera al recital. "Yo estaba peleada con él. Me enoje porque se iba al recital. Y eso me enojaba. Mi marido compro su entrada. Se fue en micro y no volvió. No me lo van a devolver", aseguró ella, que trabaja como empleada doméstica.

El apellido Bulacio remite a otra trágica noche de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, banda que lideró Solari. En 1991, Walter Bulacio, un joven que había ido a un show de los Redondos, fue detenido, torturado y muerto por la Policía. No tienen ningún parentezco. La otra víctima fatal fue Javier Fernando León (42), quien vivía en Los Polvorines (Malvinas Argentinas), identificado durante el domingo.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS