Combinado de música y emociones

A pocos meses de ser madre, Laura Ros se subirá a un escenario el jueves para presentar su último disco Atar.
19 de Noviembre de 2016

Folklore y rock, rock y folklore. Ninguna combinación asegura nada. En Atar, su cuarto disco, Laura Ros articula los dos géneros con la convicción y naturalidad de quien los vivió desde siempre. Más allá de las geografías y las decisiones artísticas, lo determinante son los cómo y es ahí donde Atar se hace verdaderamente significativo: la madurez de las composiciones y el peso de las interpretaciones hacen la diferencia.

"Tenía muy claro para dónde iba el disco hace rato. Era una necesidad muy íntima y las composiciones me salían así. Por eso convoqué a Lucas Caballero y Juan Manuel Ramírez del grupo Guauchos. Me gusta mucho su banda y a ellos lo que hago yo. Fueron productores ideales y también tocaron. Tuvimos nuestros debates/discusiones porque somos tres caciques. Pero eso empujó al disco y nos dejó muy satisfechos", explica la cantante, guitarrista y compositora, hija de Antonio Tarragó Ros. Por estos días Laura transita seis meses de embarazo. Pero no está dispuesta a detenerse. El jueves dará un show que será debut y despedida. O, mejor dicho, debut y licencia por embarazo. "Pude haber postergado la edición del disco –revela–. Pero no quise. Me gustó combinar dos emociones tan fuertes como estar embarazada y hacer un disco. Incluso quizás me ayudó a aflojar con las obsesiones".

Atar es un recorrido por canciones redondas unidas por un hilo conductor electrotelúrico. En ese marco, el sucesor de Del aire (2005), Buri (2009) y Tres (2013) articula ritmos cambiantes, instrumentaciones sutiles e intensas, melodías convocantes y la voz plena y emotiva de Ros. Todo en su justa medida y armoniosamente. El disco incluye nueve temas, ocho de la cantante y una versión de "Ayer" (Bárbara Palacios).

El título del trabajo encierra múltiples significados. Sostiene la cantante: “En principio lo elegí porque es el nombre del tema más representativo del disco y, al mismo tiempo, porque expresaba mi necesidad de unir lo eléctrico y lo acústico, el folklore y el rock. Y también es lo contrario de 'soltar'. Esa palabra-concepto mitad de autoayuda, mitad de sobre de azúcar. No puedo con mi carácter: siempre le tengo que contestar a alguien." «

Laura Ros presenta Atar este jueves a las 21 en el Teatro del Viejo Mercado (Lavalle 3177).

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS