Combo de aumentos en Buenos Aires: ABL, impuesto inmobiliario y luz

El año comenzó con fuertes golpes al bolsillo en el territorio de Vidal.
18 de Enero de 2018

María Eugenia Vidal aprobó en los últimos diez días dos fuertes aumentos para los vecinos de la provincia de Buenos Aires: tarifas de luz e impuesto inmobiliario. Además, los intendentes establecieron subas en la tasa del ABL que van del 20 al 60 por ciento, con un promedio del 30%. Todos estos ajustes están por encima de la inflación proyectada por el Gobierno Nacional, del 15%.

Vidal promovió un revalúo fiscal que derivó, entre otras cosas, en un enorme aumento del impuesto inmobiliario. El mismo se promedia en un 56% y con picos del 75%; los casos más “moderados” serán del 40%.

En el mismo sentido, el Gobierno de Vidal aprobó una suba en las tarifas de electricidad que alcanzará el 32%. Este ajuste es al margen de los dos anuales estipuladas por el Gobierno Nacional y el ministerio de Energía, y se debe a un aumento en el precio mayorista que utilizan las productoras.

El ajuste se hará efectivo en dos cuotas: la primera, del 20%, será sobre los consumos de enero; la segunda, del 10% será para el consumo del 1 de febrero al 30 de abril.

Finalmente, el Conurbano bonaerense sufrirá otra suba significativa: ABL. Los municipios más afectados por las decisiones de los intendentes son Hurlingham, Morón y Berazategui: entre el 50 y el 60%. Los siguen La Matanza, Esteban Echeverría, Avellaneda, Pilar y José C. Paz: del 30 al 40%. En el resto de los municipios, oscilan entre el 20 y el 28%. La excepción es Tres de Febrero: 19%.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS