Comenzó el acarreo de motos en el centro porteño

Tres grúas recorren el microcentro. Por cada acarreo, el infractor deberá pagar una multa entre 1000 y 2000 pesos.
9 de Marzo de 2017

El gobierno porteño comenzó a acarrear las motos mal estacionadas en el microcentro, a partir de la puesta en funcionamiento de tres grúas especiales con el objetivo de contrarrestar las infracciones sistemáticas que cometen sus propietarios.

Las grúas, diseñadas especialmente para transitar por las angostas arterias céntricas, le costaron a la Ciudad $ 1.300.000 cada una, y tienen capacidad para cargar cinco motos por hora. Serán operadas por 21 agentes de tránsito capacitados para activar el mecanismo de acarreo –las motos son literalmente izadas, mediante un brazo hidráulico giratorio y un sistema de correas, hacia la caja de los vehículos– y, de acuerdo a lo indicado por la Secretaría de Transporte porteña, en el mediano plazo se utilizarán en otros barrios, en línea con el proyecto del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta de ampliar el estacionamiento medido a unas 7800 cuadras en toda la ciudad.

Esa repartición detalló que son 4000 las motos que ingresan a diario al microcentro, y que, habiendo sólo 47 sitios delimitados para estacionarlas correctamente, el 75% de ellas quedan sobre las veredas. En 2016, las autoridades de Tránsito labraron 16.000 infracciones a motociclistas, la mayoría por mal estacionamiento y por no usar casco.

Dos playas recibirán las motos acarreadas desde hoy: la de Av. Sarmiento y Av. Rafael Obligado (Costanera Norte), en Palermo, y la de Herrera 2116, en Barracas. En el lugar de donde el rodado haya sido removido, los agentes viales dejarán un aviso con el dato de a qué playa fue trasladado. Para recuperar la moto, el dueño deberá acudir con cédula de identificación del vehículo, licencia de conducir y seguro de responsabilidad civil al día. Y deberá abonar la multa por estacionamiento indebido, cuyo valor rondará entre los 1000 y 2000 pesos.

Desde la Secretaría de Transporte se explicó que la intención es que los sitios de estacionamiento permitido para motos en el centro puedan utilizarse por lapsos de dos horas. Quien quiera estacionar su moto durante toda la jornada deberá ir a los garajes, y pagar una tarifa que represente el 30% de lo que se abona por un automóvil.

De momento, los motociclistas en infracción sólo deberán pagar la multa, pero no el acarreo, como sucede en el sistema concesionado a las empresas BRD-SEC y Dakota-STO, cuestionadas por operar con sus contratos vencidos durante más de 15 años y pagar un irrisorio canon mensual de 55 mil pesos a la Ciudad. Entre ambas concretan unos 22 mil acarreos de autos mal estacionados al mes. Por cada acarreo, el infractor paga hoy, además de la multa, un monto fijo de $ 750.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS