Cómo debe intervenir el Estado en el barrio: una guía para evitar abusos y respetar derechos

El Ministerio de Salud de la Nación elaboró un manual para la utilización del plan Detectar, luego de las quejas de los vecinos. Respeto a la información del paciente, cuidado de su familia y garantía de la higiene en los procedimientos, son los puntos principales. 

(Foto: Telam)
27 de mayo de 2020

Luego de los reclamos de los vecinos de distintos barrios por falta de cuidado de los posibles pacientes y ante los conflictos producto de la discriminación, desde el gobierno bajaron un protocolo de actuación en el territorio. para implementar el plan Detectar en los barrios populares y villas. Si bien la guía establece procedimientos, enumera recursos, su aplicación depende de los distintos actores de cada barrio, el intendente o intendenta y del gobernador o jefe de gobierno porteño.

Según el manual del ministerio de Salud, para detectar los casos en los barrios se estableció que “la definición de caso sospechoso operativa para esta actividad será toda persona que presente dos o más de los siguientes síntomas: fiebre (37.5°C o más), tos, odinofagia, dificultad respiratoria, anosmia, disgeusia.

Definir el área

Desde el ministerio aseguran que “si bien cada barrio tiene características propias, es fundamental establecer etapas para desarrollar la tarea. La primera de ellas es determinar el área. La aparición de casos agrupados geográficamente puede presuponer que sea un área adecuada para implementar el dispositivo. Para seleccionar el sector a intervenir se sugiere tener en cuenta: la presencia de casos confirmados agrupados en un barrio o una fracción del mismo, la existencia de un número de considerable de contactos estrechos, e incremento del número de consultas de cuadros respiratorios en centros de primer nivel y segundo nivel de atención de un área en particular.

Cualquiera de las instancias descriptas puede ser suficiente para determinar la implementación del dispositivo, particularmente cuando al área a cubrir tenga alguna barrera para el acceso al diagnóstico precoz o el número de casos posible se estime elevado por el incremento en las consultas. Se sugiere la realización de al menos una reunión preparatoria con todos los actores involucrados, en grupos reducidos y con distanciamiento social, para explicar la actividad.

Una vez definida el área, se deberá determinar la cantidad de manzanas, viviendas y/o contactos estrechos a visitar para cada jornada. Se sugiere que, para la conformación de los equipos, se identifiquen actores que tengan inserción en la comunidad tales como: promotores de salud (preferentemente del mismo territorio), equipos de salud del efector local (Centros de primer nivel del área a abordar), referentes territoriales, miembros de las organizaciones sociales, junto a equipos de coordinación de Salud y Desarrollo Social de las jurisdicciones intervinientes.

Búsqueda activa

La búsqueda activa se realizará mediante rastrillaje casa por casa. Como estrategia de priorización se sugiere iniciar la búsqueda en:

- personas que hayan sido contactos

- personas que hayan sido contactos estrechos de casos confirmados registrados.

- áreas de barrio en donde las personas coinciden en puntos de aglomeración, por ejemplo, en comedores/merenderos, iglesias, centros de salud.

En el manual de intervención territorial elaborado por los equipos del ministerio de Salud establecen que el horario de visita debe contemplar las ocupaciones y costumbres de la población destinataria. La visita consistirá en la aplicación de una encuesta breve para evaluar los síntomas y la toma de temperatura.

También se especifica que “en todo momento se debe tener presente respetar la confidencialidad de la persona evaluada y evitar acciones que puedan fomentar la discriminación”.

Identificación y traslado

La guía establece que los promotores deben informar el objetivo y las características del operativo. Ante la posibilidad de ser un caso confirmado, la persona deberá permanecer en seguimiento y aislamiento en un lugar establecido para tal fin y por el tiempo necesario (por ejemplo, durante 14 días). Para lo cual, es importante que se dirija al área de testeo con pertenencias personales (mudas de ropa, teléfono y cargador, cepillo de dientes, etc). En caso de ser necesario, se podrá firmar un consentimiento informado.

El traslado del caso sospechoso hasta el centro de testeo será realizado sin compañía si la condición de salud de la persona lo permite, en caso de considerarlo un miembro del equipo de promotores que realiza la búsqueda o incluso se debe prever la disponibilidad de uno o dos móviles para tal fin. Para realizar el traslado, se facilitará un barbijo quirúrgico, el cual deberá tener colocado todo el tiempo, y se le brindará alcohol en gel para higienizarse las manos.

Asimismo, se establece que se debe comunicar al área de recepción de lugar que un caso sospechoso se dirige al lugar con los datos necesarios para poder cotejar la identidad al momento de su arribo al lugar. Se debe disponer de un lugar adecuado para la recepción de casos sospechosos (ejemplo: una escuela, o cualquier otro lugar que sea amplio y que disponga de diferentes espacios).

El espacio elegido debe garantizar el cumplimiento de distanciamiento social, ser un lugar ventilado y desinfectado frecuentemente. A la entrada del lugar se debe implementar un triage, para identificar que las personas enviadas por los promotores cumplen con la definición operativa de caso sospechoso de COVID-19.

En caso de que las personas que no cumplan con dichos criterios, pero que tuvieran otros problemas de salud debe preverse un circuito de derivación a un efector de salud definido por la jurisdicción para que pueda brindar la atención necesaria.

Se explicará a la persona los pasos del proceso a realizar y se le indicará donde debe aguardar hasta que pueda pasar a la evaluación epidemiológica. El consejo permanente es reforzar el uso continuo de barbijo y la importancia de mantener el distanciamiento social durante todo el procedimiento.

A esta altura del proceso, es recomendable realizar una evaluación de la situación familiar de la persona, identificando si es el único responsable al cuidado de menores u otras problemáticas, debe garantizarse que la persona cuente con las pertenencias necesarias en caso de tener que realizar el aislamiento en un sitio intermedio o un hospital.

 La evaluación epidemiológica es un punto central en el proceso ya que permite recoger información fundamental, debe tomarse el tiempo suficiente para consignar todos los datos de la ficha e información relevante que debe ser registrada en su totalidad.

Es recomendable que los equipos que hagan las entrevistas sean conformados por dos personas, una que complete la ficha de notificación de caso en papel y otra que en simultáneo notifique toda la información en el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (S.N.V.S 2.0).

El equipo deberá llevar un registro diario con el número de casos y DNI de las personas entrevistadas. Una vez terminada la entrevista a la persona se le otorgara la ficha de notificación y un promotor de salud la acompañara hasta el sitio de toma de muestra.

...
(Foto: Telam)


Testeos

La toma de muestra puede ser realizada en un camión sanitario u otro espacio adaptado para tal fin. Se sugiere que el procedimiento de toma de muestra sea realizado por dos personas entrenadas adecuadamente y que alternen roles de operador y asistente. El personal médico deberá solicitar la ficha de notificación y rotular el tubo de transporte de muestra consignando fecha, DNI y apellido del caso sospechoso. Se debe explicar a la persona el procedimiento a realizar y la necesidad de mantener colocado el barbijo con excepción del momento de la toma de muestra.

Debe garantizarse el traslado de las muestras hacia el laboratorio de referencia de la jurisdicción, acompañada con la ficha de notificación epidemiológica correspondiente. Se debe llevar el registro de las muestras tomadas durante cada jornada, que pueda compararse rápidamente con el registro de la entrevista epidemiológica. Una vez finalizado el procedimiento, se debe solicitar a la persona que se coloque nuevamente el barbijo y posteriormente dirigirla al lugar destinado para la espera para aguardar los resultados acompañada por un promotor.

Cada jurisdicción debe definir un lugar para la espera de los resultados. El lugar de espera debe contemplar diferentes espacios, para poder ubicar a las personas, contar con ventilación y desinfección constante. Se debe asegurar las medidas de prevención (distanciamiento, ventilación, etc) y además tener un baño para el uso exclusivo de los casos sospechosos.

En caso de presentarse casos sospechosos con factores de riesgo o un cuadro moderado o grave deben ser trasladados a un hospital. En todo momento debe garantizarse la comunicación de las personas aisladas con sus familiares o referentes significativos. Debe considerarse la situación de las personas que no poseen teléfonos móviles.

Los niños, niñas y adolescentes deben contar con la compañía de un familiar o referente adulto significativo durante todo el operativo. Debe garantizarse para el lugar de espera la disponibilidad de alcohol en gel, alimentos, agua potable y bebidas (frías y calientes). Se recomienda que el espacio tenga acceso a electricidad e internet.

Cuarentena

El aislamiento de los casos sospechosos se realizará según lo que disponga la jurisdicción (instituciones hospitalarias, intermedias o domicilio). Los casos confirmados leves y sin factores de riesgo deben ser aislados en un sitio de internación no hospitalaria.

Los casos graves o con factores de riesgo que requieran monitoreo deben ser aislados en un hospital. Debe garantizarse un móvil adecuado para el traslado de las personas desde la sala de espera hacia el sitio de aislamiento.

Tanto en los sitios intermedios como en los hospitales debe garantizarse alimentos y bebidas (frías y calientes), acceso a electricidad e internet, acceso a comunicación con familiares o referentes significativos durante todo el aislamiento, toda vez que se requiera, acompañamiento de cuidador en el caso de niños, niñas, adolescentes, si el caso sospechoso es el único cuidador de niños, niñas u otras personas, debe contemplarse el aislamiento en sitios intermedios del grupo familiar.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual