Con adicional, los empleados públicos siguen 20 puntos debajo de la inflación

El titular de Unión Personal Civil de la Nación anunció además el pago de cinco mil pesos y dos nuevas subas. De este modo acumulan un incremento del 25% hasta febrero.

(Foto: Pedro Pérez)
Por Alfonso de Villalobos - @alfondevil
12 de Noviembre de 2018

Andrés Rodríguez, titular de UPCN, el sindicato que agrupa a los empleados públicos nacionales, como secretario adjunto de la CGT, ha jugado un papel destacado a la hora de restablecer el diálogo entre la CGT y el gobierno nacional que derivó en la suspensión del quinto paro nacional contra el gobierno de Mauricio Macri a partir del otorgamiento de un bono de $5 mil para los empleados del sector privado.

Siendo uno de los líderes del sector de los Independientes siempre ha jugado del lado de los más dialoguistas dentro del Consejo Directivo de la central. Tanto con este gobierno como con los anteriores.

También podés leer: Con la firma de Macri, el bono de fin de año podrá tomarse a cuenta de futuros aumentos

Con todo, el decreto que firmó este lunes el presidente Mauricio Macri excluye taxativamente a los empleados públicos de todos los niveles. Por eso, en paralelo, UPCN selló un acuerdo con el ahora vice jefe de gabinete Andrés Ibarra (antes Ministro de Modernización) que concede un bono del mismo monto a pagar en diciembre y dos nuevas cuotas de un 5% en las actualizaciones salariales a percibirse con los salarios de enero y febrero de 2019.

El acuerdo vigente ya había concedido tres cuotas de aumento por un total del 15%. Así las cosas, con las nuevas cuotas acordadas, la subas llegarán hasta un 25%. Se trata de unos 20 puntos por debajo de la inflación anual. Hasta el momento, y como paliativo, UPCN, había aceptado el otorgamiento de cifras no bonificables y por única vez de $ 2 mil en octubre, $4 mil en noviembre y ahora de $5 mil en diciembre. Por eso, para la inmensa mayoría de los empleados públicos nacionales, el 5% de enero e incluso el de febrero no alcanzarán para compensar la pérdida de los bonos percibidos generando, en los hechos, un retroceso salarial para 2019.

Según estimaciones de la Junta Interna de ATE INDEC, al mes de septiembre de 2018, el poder adquisitivo de los empleados públicos nacionales había retrocedido un 19,2% con relación a noviembre de 2015 lo que implica, para la categoría testigo D0 una pérdida neta de $92.540.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS