Con las internas a flor de piel, el PJ bonaerense elige autoridades

Las diferentes vertientes peronistas se disputarán la conducción del partido a nivel provincial tras las elecciones. Intendentes del conurbano ya lanzaron sus candidaturas para ocupar el lugar del diputado electo Fernando Espinoza.
9 de Noviembre de 2017

En la interna por la conducción del PJ Bonaerense, varios de los principales sectores en pugna comenzaron a mostrar sus cartas para dirimir en las urnas la dirección que debe tomar la reorganización del Partido. Dos intendentes del Oeste del Conurbano, Gustavo Menéndez, de Merlo, y Walter Festa, de Moreno, ya anunciaron sus postulaciones a la presidencia del Partido con vistas a la elección del 17 de diciembre próximo, donde el PJ renovará autoridades, mientras el actual Presidente Fernando Espinoza, diputado nacional electo con fecha de asunción el 10 de diciembre, por el momento mantiene en suspenso su pronunciamiento sobre una eventual intento reeleccionista en medio de versiones que sostienen que quiere continuar.

También, a días del cierre de listas previsto, se suman y circulan nombres de jefes comunales con presuntas intenciones de competir, pero la disputa de fondo es conceptual, atraviesa gran parte del debate sobre el futuro del peronismo y allí emerge un sector renovador, abierto e inclusivo hacia todas las otras vertientes del justicialismo para construir unidad, con intendentes en su mayoría jóvenes y vencedores en sus distritos, cuyo candidato es Menéndez, frente al cristinismo, con Festa como su primer postulante -aunque puede tener más-, donde se plantea una intención de unidad “clara, de representación”, asentada sobre el caudal de votos con los cuales la senadora nacional electa Cristina Fernández de Kirchner alcanzó el segundo lugar en la Provincia de Buenos Aires, bajo la alianza multipartidaria de Unidad Ciudadana, planteada como la “base” para el armado de una oposición nacional.

Otro sector con peso e incidencia propios es el de los matanceros, con Fernando Espinoza como presidente en ejercicio del Partido. Aunque se comentó la posibilidad de que se prorrogara su mandato a marzo del año que viene, esa posibilidad por el momento se descartó ante el peligro de una intervención judicial al Partido impulsada por sectores vinculados al ex presidente Eduardo Duhalde. La intendenta de La Matanza y presidenta de la Federación Argentina de Municipios Verónica Magario, por su parte, semanas atrás manifestó que no competirá por la presidencia del PJ Bonaerense. Espinoza también llama a la unidad y la unificación de bloques legislativos, con la agenda de UC que plantea Cristina. No se descarta aún que intente una reelección, en un contexto donde su buena relación con el cristinismo y La Cámpora se mantiene. En ese caso, ya tiene al menos dos competidores.

Versiones y otras opciones

Otros nombres de posibles candidatos circulan en off, algunos cristinistas o camporistas, y otros que pueden ser vistos como garantes de una transición ordenada del partido. Según algunas versiones, el camporismo también movió sus fichas para instalar algún candidato del interior bonaerense, donde varios jefes comunales alineados o cercanos a La Cámpora padecieron derrotas a manos de Cambiemos en las legislativas de octubre.

También, entre los recientemente cercanos al cristinismo, genera expectativa el posicionamiento del intendente de José C. Paz, Mario Ishii, quien estuvo a punto de competir en las PASO con Florencio Randazzo en el Frente Justicialista, mientras jugó y ganó a nivel local con Unidad Ciudadana.

Por otra parte, entre algunos intendentes también se mencionan dos nombres como posibles candidatos de consenso: el jefe comunal de Ituzaingó, Alberto Descalzo, y el de Esteban Echeverría, Fernando Gray. En ese sentido, se privilegia a un candidato con buen diálogo con todos los sectores, con experiencia, sin intenciones de plantear al PJ como un trampolín hacia otros cargos o candidaturas, como la gobernación bonaerense por ejemplo, y con capacidad para llevar adelante una “transición ordenada” de un año hasta que se definan los nuevos liderazgos.

Dos caminos

De los dos candidatos confirmados, para el camporista Festa este es su segundo anuncio de postulación, porque en enero de 2016 aseguró que la presidencia de Espinoza era “una instancia agotada” y pidió que se adelanten las elecciones partidarias. Finalmente, Espinoza desactivó la iniciativa y renovó su mandato.

Por su parte, Menéndez, además de cosechar apoyo entre sus pares intendentes peronistas, sobre todo de la Primera Sección, siembra acercamientos que exceden la estructura del PJ, y compartió actividades y homenajes con los diputados nacionales del Frente Renovador Facundo Moyano y Felipe Solá, así como con el intendente massista de Tigre Julio Zamora, además del líder de Camioneros Pablo Moyano, entre otros.

Hasta el cierre de listas, nada se descarta, todo es posible. Incluso, la difícil unidad.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS