Condenaron a la mujer que pegó bengalas en el cuerpo de su hijo

Firmó un acuerdo de "juicio abreviado" por una pena de dos años y ocho meses de prisión en suspenso y recuperó su libertad. Su abogado denunció presiones. 

27 de Noviembre de 2018

La mujer que fue filmada mientras adosaba fuegos artificiales al cuerpo de su hijo para ingresar al Estadio Monumental para la frustrada final de la Copa Libertadores de América fue condenada a dos años y ocho meses de prisión en suspenso y recuperó la libertad anoche. Pero su abogado, Carlos Broitman, le había aconsejado que no aceptara su responsabilidad en los hechos ni, mucho menos, firmar un acuerdo de “juicio abreviado” para ser declarada culpable pero saliendo rápidamente en libertad.

Según el defensor de la mujer, sufrió presiones tales como una advertencia de que si no firmaba podría perder la tenencia de sus hijos. Anoche, después de casi dos días en prisión, la imputada les dijo a sus abogados reiteradamente: “quiero firmar”, y finalmente firmó.

El juicio abreviado es un mecanismo alternativo de solución de conflictos ante la ley, en el que un acusado reconoce la autoría de un hecho a cambio de una pena menor a la que podría corresponderle en un juicio oral. En este caso, la acusada pactó con la fiscal  Adriana Bellavigna una pena de prisión en suspenso y la realización de tareas comunitarias y otras condiciones de conducta durante dos años. La acusada –cuya identidad permanece en reserva atento al derecho a la privacidad de sus hijos menores de edad- deberá “fijar domicilio y someterse al cuidado de un Patronato, someterse a un tratamiento psicológico, abstenerse de concurrir con su hijo menor involucrado en el caso, a eventos de espectáculos deportivos masivos y la realización de 48 horas de tareas comunitarias, no remuneradas, a favor del Estado, en una entidad de bien público”.

Este mediodía, la acusada tendrá una audiencia “de visu” (de conocimiento personal) con la jueza María Julia Correa, quien en definitiva será la encargada de homologar o no el acuerdo al que llegó con la fiscalía.

“Le dimos libertad de conciencia para que frente a la jueza exprese todo lo que tenga que expresar”, explicó el abogado Carlos Broitman a Tiempo.

El letrado explicó que a la mujer le hicieron saber que había un informe pericial que “venía mal” en relación con el vínculo de la mujer con sus hijos. Sin embargo, el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños, Adolescentes consideró que la madre podía re vincularse con su hijo.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS