Congo y El Destape: nuevos modelos en una radio en transición y transformación

A 98 años de la primera transmisión realizada en la terraza del Teatro Coliseo, la radiofonía argentina vive en un contexto de lucha y cambio constante. Opinan Clemente Cancela, Juan Amorín y el especialista Agustín Espada. 

Por María Luz Pavón - Nota elaborada en el marco del programa de prácticas profesionales realizado entre Tiempo y la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV)
26 de septiembre de 2018

El pasado 27 de agosto, en el Día de la Radiodifusión Argentina y bajo el lema “Salvemos a la radio”, el Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO), la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC), el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA) y distintas organizaciones sociales, reclamaron por la precarización y pérdida de fuentes de trabajo, la discriminación en el reparto de la pauta publicitaria, las clausuras arbitrarias de emisoras, el incumplimiento del fomento legal para radios comunitarias y de pueblos originarios y el vaciamiento de las radios públicas.

Compartiendo este difícil contexto y atravesados por las posibilidades que brindan las nuevas tecnologías, surgieron los proyectos de CONGO y El Destape Radio, un modelo inaugurado por Futurock, con una comunidad de socios para sostenerse. El pasado 17 de septiembre fue el día elegido para el lanzamiento de ambos, los hashtags #VuelveSexyPipol y #ElDestapeRadio fueron tendencia durante varias horas.

“Los factores tecnológicos, de usos y consumos culturales y los relacionados a la estructura tanto propietaria como económica del sistema radiofónico dan como resultado un escenario muy particular con complejidades que afectan a la radio en casi todos los lugares del mundo y otras que la afectan particularmente en Argentina”, explica Agustín Espada, magíster en Industrias Culturales, doctorando en Ciencias Sociales y becario del CONICET.

...

La salida del aire de Gente Sexy, programa comandado por Clemente Cancela, por “cuestiones artísticas” que excedieron a sus integrantes dio paso al nacimiento de CONGO. Esta plataforma de difusión de contenidos online fue creada para desarrollarse por afuera de los formatos y contenidos que ofrecen los medios tradicionales y cuenta con una web y apps propias para iOs y Android. A través de éstas se podrán escuchar los programas “Mentiras Verdaderas” de Tomás Durrieu y “Sexy Pipol”. Para sostener el proyecto y a quienes trabajan en él decidieron apostar a dos caminos: el tradicional y el colaborativo. El primero se refiere al apoyo de marcas comerciales y el segundo a una suscripción mensual para integrar el Club Sexy Pipol y así obtener distintos beneficios como entradas para recitales, libros, discos y ropa.

Por otro lado, el lanzamiento de El Destape Radio marca el regreso de Roberto Navarro a este medio y consolida al sitio dirigido por el periodista como “uno de los medios independientes que más creció en el último tiempo bajo un modelo de financiamiento a través de una comunidad de suscriptores”. Esta emisora se puede escuchar a través de la página web, de una aplicación móvil o por medio del sitio de AM 530, que es la radio donde se emiten los programas “Navarro 2019” y “Crónica Anunciada”.

...

Respecto a la situación actual de los medios, Clemente Cancela considera que es una etapa de transición por dos motivos. 

“Uno, global, que es el crecimiento de las nuevas tecnologías en detrimento de las clásicas que pelean por una suerte de supervivencia y adaptación, ya eso te modifica un poco el panorama. Por otro lado, hay una cuestión de crisis económica fuerte que tiene diferentes partes: hay concentraciones de poder económico, empresarios que no tienen interés en que los medios tengan calidad sino en hacer un negocio más como si tuvieran una ferretería gigante, un taller mecánico o una concesionaria. Todo eso lo que termina generando, entre otras cosas, es un blanqueamiento de que es un negocio pero solamente en la cabeza de estos empresarios, lo cual abarata costos, negrea gente y hace que se cierren medios”.

Para Juan Amorín, periodista y conductor de “Crónica Anunciada”, es necesario que este “empresariado” empiece a cambiar la lógica con la que se maneja y también de que empecemos a discutir seriamente una ley de financiamiento y distribución equitativa, plural y diversa de la pauta oficial, que permita a los medios grandes, chicos y medianos sobrevivir, desarrollarse y crecer sin depender del humor del gobierno de turno, que utiliza el látigo y la chequera como método de disciplinamiento. 

“Lanzar El Destape Radio para nosotros es una alegría doble, por un lado porque se da un año después del despido de Radio 10 y C5N, y por otro lado, porque sabemos que es necesario ampliar el espectro de voces que hoy rige en Argentina, y que son cada vez menos plurales. En un momento donde los despidos en los medios son moneda corriente, El Destape se animó a dar el salto, incorporar a decenas de profesionales y armar, de a poco, una programación que nada tiene que envidiarle a ninguno de los grandes”.

...

Para Espada el punto central de la cuestión es que los empresarios que están al frente de la gran mayoría de las emisoras no están interesados en el negocio de los medios o no provienen de él. 

“No les interesa que esas radios consigan mayor cantidad de audiencia y por lo tanto generen mayores ingresos publicitarios. No saben cómo hacer que ésta audiencia sea mayor a partir de una programación atractiva, de una propuesta artística diferencial, y mucho menos cómo hacer para que la radio se adapte a las nuevas plataformas, cómo gestionar un perfil de Twitter, de Facebook de una FM o AM, qué tiene que tener una página o que no, qué tiene que tener una aplicación, qué relación tienen que tener con YouTube, Spotify, Radio Cut”. 

Estos interrogantes, según señala Espada, hablan de un empobrecimiento artístico de la radio y también de un empobrecimiento de sus respuestas a los nuevos entornos.

Las nuevas radios

“La radio no existió nunca sin antena hasta que en los últimos años empezaron a crecer las radios online. También a nivel global empezó a crecer el financiamiento colectivo, a través del sistema de crowdfunding. Eso nos hizo animarnos a probar esto porque queremos saber si realmente podemos subsistir saliendo del sistema tradicional”, comenta Cancela. Además considera que el mayor que tiene CONGO es lograr que los oyentes se animen a suscribirse al club de beneficios que ofrecen, ya que eso les permitiría sustentar el proyecto.

Las nuevas tecnologías permiten la democratización del espacio. Para Amorín, en el mediano plazo, van a tender a reemplazar la forma en que consumimos medios tradicionales de comunicación en sí. “Mucha gente elige las aplicaciones, los podcast, o incluso sigue los programas por radiocut más tarde. En nuestro caso, el lanzamiento de El Destape Radio por app y web fue un éxito tremendo, que nos va a permitir duplicar la cantidad de visitas al sitio en muy poco tiempo. La aplicación fue una de las más descargadas del sistema Android durante la semana del lanzamiento, lo que habla de un público que ya está adaptándose a las nuevas formas de informarse. Los tiempos están cambiando y los medios tienen que adaptarse para ofrecerle una mejor experiencia al usuario”. A su vez, sostiene que el principal desafío de cara al futuro es “reemplazar el esquema de negocios de los medios tradicionales, desacartonar las formas de informarnos, adaptarnos a las nuevas tecnologías para ofrecerle al usuario, al oyente, al televidente, al lector algo más integrado, sencillo, práctico y sobre todo, más completo”.

Según Espada, las nuevas plataformas amplían la llegada territorial, facilitan el conocimiento y los puntos de contacto con los oyentes. “En el caso de las redes sociales y WhatsApp instalan condiciones de participación, si se quiere, aunque ese concepto le queda un poco grande, o interactividad de los usuarios mucho mayor al medio tradicional".

El investigador enumera dos tipos de desafíos para estos proyectos. El principal es conseguir sostenibilidad económica en un entorno netamente y exclusivamente digital, encontrar auspiciantes y también oyentes que se suscriban a esas plataformas. Un segundo desafío, que señala como más accesible, cercano y simple, tiene que ver con traspolar toda la pisada que tienen Gente Sexy y El Destape como marcas y traccionar a la audiencia de la esfera analógica al proyecto digital.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual