Contaminación en Ecuador: la Corte de Nueva York falló a favor de Chevron

Pueblos originarios reclaman que se sostenga el fallo local de 2011 que obliga a la petrolera a pagarles más de ocho mil millones de dólares. Anunciaron que mantendrán la demanda.
19 de Junio de 2017

La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó este lunes una apelación de los pueblos originarios ecuatorianos afectados por la petrolera Chevron, que buscan que la empresa petrolera pague una compensación que asciende a 8.650 millones de dólares por daños ambientales en la Amazonía.

"Los magistrados rechazaron la apelación del abogado neoyorquino Steven Donziger, quien ha pasado más de dos décadas intentando que Chevron se haga responsable por contaminar un área de selva tropical de Ecuador", informó la prensa local.

La apelación se suscitó luego de que cortes menores estadounidenses dejaran sin efecto un dictamen de un juzgado ecuatoriano, quien en febrero de 2011 emitió una sentencia en primera instancia que ordenaba a Chevron, antes Texaco, pagar cerca de 9.000 millones de dólares y establecía también daños punitivos.

Sin embargo, la empresa alegó que el proceso tenía vacíos legales y vicios de corrupción por lo que se negó a cancelar la compensación y continuó con su defensa en el extranjero.

El juicio en cuestión empezó el 3 de noviembre de 1993, cuando los afectados presentaron una demanda contra la transnacional en la Corte del Distrito Sur de Nueva York en la que la acusaron a la compañía de haber usado "tecnología barata y obsoleta durante la explotación petrolera en la Amazonía ecuatoriana entre 1964 hasta 1990"

Este proceso es impulsado directamente por las comunidades originarias, sin participación del Estado ecuatoriano.

Los demandantes han anunciado que continuarán con las acciones que sean necesarias hasta lograr que Chevron pague dicha indemnización.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS