Continúa el boicot de almaceneros y súper chinos a Mastellone por los aumentos de precios

El 17 de julio la firma láctea envió listas con un aumento del 3% que rompe el límite acordado en Precios Máximos. Los comerciantes resolvieron dejar de comprarle. El 30 de julio el gobierno intimó a la compañía a explicar la suba con un plazo de 10 días que vence este jueves.

(Foto: Mariano Martino)
11 de agosto de 2020

Los comerciantes de cercanía y los autoservicios orientales resolvieron en los primeros días agosto dejar de comprar los productos lácteos que fabrica Mastellone Hermanos SA, porque envió una lista de precios con aumentos del 3% que llevan esos artículos por encima del límite de los Precios Máximos que la empresa suscribió con el gobierno nacional.

Los productos que llegaron a las puertas de los comercios con aumentos son los dulces de leche y los quesos Finlandia y Casancrem de la marca La Serenísima. El único producto que siguen comprando es la leche fluida, por su carácter esencial, informaron a Tiempo fuentes de ambos sectores.

El aumento se conoció el 17 de julio. El 30 de julio, la Subsecretaría de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores, dependiente de la Secretaría de Comercio Interior de la Nación, intimó a la firma para que explique las razones del incremento que rompe con el acuerdo de partes pero que, además, irrumpe en el contexto particular de la pandemia de Covid-19.

En un comunicado oficial, la dependencia informó que los inspectores se acercaron a la empresa y pudieron constatar que los precios que figuraban en la documentación eran los acordados, sin embargo no coincidían con los que estaban inscriptos en la facturación en la que "se encontró un costo adicional que no está especificado y por el cual no se detallan contraprestaciones a los comercios".

El documento informó que la empresa atribuyó esos aumentos a "acuerdos particulares entre las partes" pero aclaró también que, al superar el límite negociado con el gobierno, "esta medida incumpliría las disposiciones adoptadas y se configura como una posible infracción".

Ese día, la dependencia pública le otorgó a la empresa un plazo de 10 días para aclarar la situación. El plazo vence este jueves 13. Al cierre de esta nota la compañía no se había presentado.

En una reunión con la Confederación General Almacenera (CGA), ejecutivos de la firma justificaron el incremento, contó Nanci Santa María, referente de los almacenes de Rosario, quien remarcó que el boicot continuará hasta el 18 de agosto.

Los autoservicios chinos

Yolanda Durán, representante de un sector de los supermercadistas chinos, agregó que en una reunión la empresa defendió el incremento en razón de una supuesta suba del flete. "Hablamos con Mastellone pero están empecinados en cobrarnos ese 3 por ciento encubierto. Nosotros no lo vamos a convalidar porque lo tomamos como una suba disfrazada, un rebusque para incrementar el precio del producto. Nuestro boicot es en forma indefinida", concluyó.

Tiempo intentó conocer la posición de la empresa pero sus pedidos no lograron respuesta.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual