Crearon el Consejo de la Economía Popular en San Martín

Distintas organización sociales participan del mismo y aseguran servirá para garantizar la venta de los productos de la autogestión. Buscan replicar esta experiencia en todo el país.
(Foto: Gentileza Evelyn Schonfeld)
27 de Agosto de 2018

Con el objetivo de generar mejores condiciones de vida para los trabajadores de la autogestión, se creó el primer Consejo de la Economía Popular en el partido bonaerense de San Martín. Se hizo a partir del acuerdo entre varias organizaciones sociales con el intendente. Al ver el incumplimiento de la Ley de Emergencia Social nacional, acordaron un paquete de medidas para asegurar la venta de los productos que fabrican.

Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), Movimiento La Dignidad, Barrios de Pie, Frente Popular Darío Santillán, Movimiento Evita y la Corriente Clasista y Combativa (CCC) son las organizaciones participantes.

El evento de presentación del nuevo Consejo se realizó la semana pasada en el Polo Zeballos, ubicado en el barrio Lanzone. Allí los trabajadores montaron una feria y vendieron sus productos. Participaron centenas de personas, hubo exposición de fotos y pintaron un mural.

A raíz de este acuerdo, los trabajadores de la economía popular tendrán la posibilidad de vender sus productos, y generar mejores condición de vida. De este modo pretenden generar una serie de herramientas que les permitan construir políticas públicas. También apuntan a la adquisición medios de producción.

Además, se creará un registro de los trabajadores de la economía popular para garantizar lo que la Ley de Emergencia Social estipula pero que no se cumple.

“Es el primer Consejo de la Economía Popular, queremos que se replique en todo el país. Estos acuerdos que firmamos con la Municipalidad son para garantizar la venta de los productos de la autogestión. Algunos provienen de la producción textil, gastronómica, herrería, carpintería y mucho más”, explica a Tiempo Dina Sánchez, referente del Frente Popular Darío Santillán.

“Venimos trabajando hace mucho tiempo y esto es un avance para las mujeres y hombre que a diario peleamos para criar dignamente a nuestros hijos. El problema es que no hay una voluntad manifiesta del Gobierno nacional para garantizar la venta segura de nuestros productos, porque podemos fabricar mucho, pero el tema es a quien se lo vendemos. Por suerte en este distrito lo vamos a tener”, agrega.

Lo concreto es que los movimientos populares tendrán un espacio institucional, con una oficina en la Municipalidad para debatir sobre políticas públicas. Y apuntan a la creación de secretarías y direcciones para construir herramientas que sirvan para trabajar en pos de esto.

“Tenemos todo un recorrido, cuyo punto de inflexión se dio el 7 de agosto de 2016. Recuerdo que ese domingo muchos compañeros tenían dudas de si íbamos a poder llenar la Plaza de Mayo, pero así fue, lo hicimos. Ese día le dijimos a este gobierno que la economía popular llegó para quedarse y que sería una alternativa política para las trabajadoras y trabajadores populares. Fue así como empezamos con el plano de las ideas y de la organización popular”, cuenta Esteban Gringo Castro, secretario general de la CTEP.

“En aquel momento nos juntamos con la CGT y nos dijeron que esa es nuestra casa. Le comentamos que no queríamos crear una nueva central sindical, sino la unión como la que hubo en los mejores momentos del peronismo. Para pelear todos juntos por nuestros derechos. Así el 18 de noviembre de 2016 logramos la Ley de Emergencia Social. Fue posible gracias a la movilización de 200 mil mujeres y hombres. En aquel momento le volvimos a decir a este gobierno gorila que los trabajadores tenemos políticas para adelante”, agrega.

La voz del municipio

“La iniciativa de armar un Consejo fue de las organizaciones sociales que se agrupan en el espacio de San Cayetano. Se logró porque nos dimos cuenta que en San Martín tenemos las condiciones políticas y los materiales para llevar adelante esta iniciativa. Lo verídico es que la gente del sector está atravesando hambre, hay muchos problemas con adicciones a drogas peligrosas y hay falta de educación”, asegura Leonardo Rebolino, de la secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad.

“Esto es para todos los trabajadores de la autogestión. Por la unión popular y una mesa de diálogo para escuchar los reclamos de las organizaciones sociales. Desde el municipio les financiaremos sus proyectos, consideramos que es una manera de mejorar la calidad de vida de las personas de los barrios”, concluye el intendente, Gabriel Katopodis.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS