Crece la polémica por la estrategia de vacunación que aplica Rodríguez Larreta

Mientras Quirós cuestiona el modo en que se distribuyen las vacunas a nivel nacional, los médicos porteños reclaman que aún falta vacunar al menos a 40 mil trabajadores de la salud. También se suman los cuestionamientos porque, otra vez, el pedido de turnos se abriría sobre la hora para mayores de 70, complicando la inscripción.   

(Foto: Flickr Rodriguez Larreta)
3 de marzo de 2021

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, se quejó este miércoles de la distribución de vacunas que implementa el Gobierno Nacional. Dijo que la Capital se ve perjudicada porque la cantidad de personal sanitario y la proporción de mayores de 60 años es mayor que en otras provincias. Hasta el momento, el Gobierno  porteño aún no completó la vacunación del personal de salud y todavía no hay fechas de inicio para las personas mayores de 70 años porque no se terminó con aquellas que superan los 80.

“Nación tomó la decisión de una distribución de vacunas basada en población general cuando la vacuna se aplica a grupos de riesgo. Y los grupos de riesgo no son proporcionales a la población general en todas las jurisdicciones. La Ciudad tiene una carga de trabajadores de salud muy superior a otras regiones de la Argentina y una pirámide poblacional más envejecida que el promedio. Estamos solicitando discutir el mecanismo para que todos los ciudadanos tengan la misma posibilidad de ser vacunados”, se quejó Quirós en conferencia de prensa.

Hasta el martes, la Ciudad recibió 211.900 vacunas y aplicó 147.323. Según el portal de datos abiertos inaugurado por la administración porteña se vacunaron 32.393 mayores de 80 años y 40.661 tienen turnos asignados. Además hay 74.795 en lista de espera para conseguir turno.

En cuanto al personal de salud se inmunizó al 100% de quienes trabajan en la primera línea con 24.300 vacunados con ambas dosis. El problema está en el resto de las trabajadoras y trabajadores del sector. Según un relevamiento realizado por la Asamblea por el Derecho a la Salud de CABA (APDS-CABA), en base a los datos públicos, hay 41.522 trabajadores pendientes. “En este grupo solo se habría inmunizado con la primera dosis al 55%. Pero viendo la segunda etapa del plan nos encontramos que hay 56.000  primeras dosis disponibles para personas de 80 o más años donde ya se aplicó un 68.45%. Es decir que está bastante más avanzada la vacunación en ese grupo etario que en los trabajadores de la salud restantes”, explicó el médico Javier Saggese. “A nuestro entender esto incumple la estratificación establecida por el gobierno nacional, favoreciendo al electorado del jefe de Gobierno porteño  en desmedro del personal de Salud que viene arriesgando sus vidas desde hace casi un año en la lucha contra la pandemia”, agregó.

Quirós confirmó que mañana abrirán 21.000 nuevos turnos para los mayores de 80 años empadronados para distribuir las últimas dosis recibidas.  “Van a ser llamados para dar turnos a partir del lunes de la semana que viene. En cuanto tengamos la próxima confirmación de vuelos seguiremos avanzando a lo largo de la semana que viene y llamando a más personas para dar más turnos”, afirmó.

Desde el Gobierno porteño no tienen fecha para la vacunación de las personas mayores de 70. Según le indicaron a Tiempo Argentino, no darán precisiones hasta terminar con la etapa previa y recibir nuevos cargamentos. “Estamos por recibir el embarque de los aviones que vinieron de Rusia con la Sputnik. Cuando lo tengamos vamos a comunicar rápidamente”, agregó el funcionario.

El médico integrante de APDS-CABA Gabriel Rosestein puso en duda la operatividad del sistema de vacunación. “Sin duda hay un privilegio hacia los sectores privados y lo hicieron con el tema de los hospitales de comunidad. Con la llegada de las vacunas nuevas no sé qué va a pasar. Otra vez van a hacer el sistema de turnos online que es inaccesible. La Ciudad se la pasó diciendo que habían informatizado la historia clínica, que con el sistema de geolocalización de los hospitales empadronaron un montón de gente. Ellos tienen empadronada a la gente mayor de 80 años que tiene riesgo, tienen todos sus datos. Sería mucho más fácil, ya que tienen  todos sus datos, llamar, preguntar si se quieren vacunar y darle turno”, indicó en diálogo con Tiempo.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual