Crecer y aprender en la emergencia

(Foto: Diego Martínez)
Opinión
Por Federico Amigo - @amigofede
16 de agosto de 2020

Casi siete de cada diez pesos que entraron a la cuenta de la cooperativa llegaron de ustedes, nuestra comunidad. En el primer semestre del año, la audiencia concentró el ingreso más potente y sostenido, ya sea a través de las membresías (papel y digital) o la compra directa del diario en los kioscos. Las asociaciones crecieron en cada uno de los meses de 2020, incluso en los de cuarentena, para dar otra muestra de que el apoyo de las y los lectores es incondicional. Son nuestra prioridad, quienes nos empujan a dar otro salto al comprometerse con un periodismo libre y también son los destinatarios de las nuevas iniciativas para consolidar aun más a Tiempo. Apostamos al crecimiento en medio de la crisis, porque nacimos de una crisis.

Este fin de semana, presentamos una cobertura gráfica y digital con la creación de un micrositio, que reflejará la problemática ambiental en todas sus dimensiones, poniendo el eje en el derecho humano a vivir en un ambiente saludable y en las consecuencias del modelo de producción extractivista. La próxima semana se replicará el mismo formato para dar cuenta de los conflictos y los debates sobre el hábitat, emergencia que recrudeció por el impacto de la pandemia.

La Fundación Rosa Luxemburgo será nuestra aliada en ambos proyectos, que además permitirán empezar nuevos diálogos con la comunidad a partir de una serie de conversaciones y encuentros digitales con nuestros lectores.

La pospandemia también abre una ventana de oportunidad para explorar otras economías basadas en criterios asociativos, solidarios y transformadores. Retratar historias pasadas y presentes del sector cooperativo es una forma de intervenir en la realidad, y de darles valor a las experiencias surgidas desde los movimientos sociales y obreros que ya alumbraron alternativas para atravesar otros contextos de emergencia. Ambiente, hábitat y cooperativismo son tres temáticas que consideramos centrales en el mundo que viene. Marginadas en los medios corporativos, siempre estuvieron en la agenda de Tiempo. Ahora tendrán más potencia y visibilidad.

Este lunes, por fin, también se presenta el proyecto de Ley de Fomento al Pluralismo y la Diversidad Informativa que, con diversas medidas de financiación, busca equilibrar la cancha en el desigual mapa de medios y mejorar las condiciones de sus trabajadores, sobre todos los que eligen la autogestión como camino. Tiempo es uno de los impulsores de la iniciativa junto a otros espacios autogestivos, comunitarios y sin fines de lucro. Difundir y recibir información constituyen un derecho humano universal. Señalarlo no hace más que ratificar el compromiso con nuestra comunidad.

Queremos empezar otra fase de crecimiento que siga pensando a las y los lectores como aliados estratégicos. Se los debemos.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual