(Foto: Revista Barcelona)
17 de enero de 2020

El ex CEO del año 2017 según la revista “Forbes” se encuentra en las apacibles playas del Uruguay. Ese es, dice Marcos Peña, su “segundo lugar en el mundo”. 

“El primero y donde me siento más cómodo es el troll center, donde los chicos tuitean y me hacen feliz”, señala.

–¿Siempre elige la playa?

–Cuando formaba parte del gobierno, también me gustó mucho estar en las conferencias de prensa junto al presidente del Banco Central y al ministro de Economía. Amaba “marcar la cancha”, como quien dice, a los técnicos y poner un poco de “sensibilidad” política.

–Bueno, muchos recuerdan aún la conferencia del 28 de diciembre de 2017 y aseguran que ese día fue el principio del fin del gobierno de Cambiemos. En particular, dicen que usted se encaprichó y que ese capricho le costó la reelección a Mauricio Macri.

–Yo no pienso lo mismo. Creo que estuve muy bien. Y que todo salió perfecto.

–¿Cuál fue la medida más importante del gobierno anterior?

–Creo que haber puesto animalitos en los billetes fue espectacular. Ojo, haber habilitado la fuga de capitales a través de un endeudamiento brutal también fue brillante.

–Para terminar, ¿cómo cree que lo recordará la historia?

–Lo que piense la historia y la posteridad no me interesan. Sólo me importa lo que opinen de mí Mauricio, los grandes medios, el campo y los fondos buitre.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual