Crimen de la estudiante: se negó a declarar el remisero atrapado por un vecino en La Plata

Marcelo Alejandro Saleh está acusado de matar a golpes a Ayelén Estefanía Arredondo, de 23 años. La atacó tras robar las llaves de la casa e ingresar a robar. Tenía antecedentes y quedó detenido. Un vecino lo vio salir ensangrentado y lo siguió hasta interceptarlo.

12 de abril de 2021

El acusado de matar a golpes a una estudiante de Derecho en La Plata durante el robo a una vivienda se negó a declarar y permanecerá alojado en una sede policial, luego de ser atrapado por un vecino y quedar detenido.

Marcelo Alejandro Saleh, de 55 años, fue indagado por el fiscal Juan Menucci, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial La Plata. Según informaron voceros judiciales a la agencia estatal Télam, el remisero se negó a declarar y se le imputó el delito de "homicidio en ocasión de robo criminis causa" de Ayelén Estefanía Arredondo.

La joven de 23 años fue asesinada el sábado por la mañana, en la casa de su familia, en calle 75 entre 21 y 22, del barrio platense de Altos de San Lorenzo. Allí fue sorprendida y atacada a golpes presuntamente por Saleh, a quien sus padres solían llamar para viajar en remís hasta  Florencio Varela para visitar a su hijo preso en la Unidad Penitencia 42. El hombre los llevaba con frecuencia y esperaba unas tres horas para, tras la visita, volver a La Plata con el matrimonio.

Sin embargo, la hipótesis es que esta vez vio que la pareja había dejado en el auto sus pertenencias, incluyendo la llave de la vivienda, por lo que en lugar de esperar fue hasta la casa con intenciones de robo. Pero al ingresar fue sorprendido por la joven, con quien forcejeó y luego mató a golpes para evitar que lo delatara, siempre según la principal hipótesis.

Según trascendió hasta el momento, el acusado había sido despedido recientemente de la remisería donde trabajaba, tenía antecedentes por robo calificado en La Plata y había sido condenado por un hecho ocurrido en 2011, hasta que en 2018 recuperó la libertad.

De acuerdo al resultado preliminar de la autopsia, Ayelén falleció por politraumatismos en la cabeza, realizados con una barreta. Tras el crimen, el agresor se fue de la casa y fue visto por un vecino, quien advirtió que estaba ensangrentado. El vecino se asomó a la vivienda familiar y al ver a una mujer recostada y con sangre, decidió seguir al sospechoso. Finalmente lo interceptó en el cruce de las calles 24 y 75, tras lo cual lo entregó a la policía.

"Yo no soy de hacer esas cosas, no me gusta esto, lo veo en las noticias y digo jamás lo haría, pero hoy me toca a mí", dijo a C5N Emilio, vecino de la familia. "Lo que pienso es que este hombre, si yo no lo veo, hubiera ido a buscar a la familia (de Ayelén) como si nada y cuando ellos venían se hubieran encontrado con esta escena. Vos no vas a desconfiar del remisero que te fue a buscar y te trajo, si estaba (supuestamente) allá con ellos", esperándolos, dijo al plantear que su accionar evitó que el caso quedara impune.

Al ser detenido, Saleh tenía heridas en el rostro, que podrían ser por el intento de resistencia de la víctima, y llevaba consigo una mochila con precintos, guantes, y unos 8.000 pesos que se había llevado de la casa. En su auto se halló una barreta que podría haber sido el arma homicida y es sometida a pericias.

La joven asesinada estudiaba Derecho en la Universidad de La Plata y se desempeñaba como ayudante de la Cátedra III de Derecho Romano. Desde la Facultad de Ciencias Jurídicas de esa casa de estudios publicaron un mensaje reclamando justicia por el crimen y "castigo al culpable".

https://www.jursoc.unlp.edu.ar/index.php/academica/item/1951-justicia-por-ayelen.html

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual