Crisis escolar en Provincia: cayó un cielorraso en el Conservatorio de Música de Tandil

Este jueves a las 14 se vino abajo la estructura de madera en un aula del establecimiento, que permanece clausurado. Afortunadamente no hubo heridos porque el docente había adherido al paro.

31 de Agosto de 2018

La crisis edilicia en las escuelas de la Provincia no cesa, y nuevamente otro siniestro en una institución bonaerense podría haber terminado en tragedia. Esta vez fue en el Conservatorio de Música de Tandil, donde este jueves se cayó un cielorraso dentro de un aula. Afortunadamente el salón se encontraba vacío porque los docentes habían adherido al paro.

Según explicó Ernesto Invernizzi, el presidente de la cooperadora del Conservatorio Isaías Orbe de la ciudad serrana, alrededor de las 14 ingresó una portera al aula 9 se encontró con el panorama desolador: el cielorraso caído en el suelo, y los bancos y mesas envueltos en tierra y escombros: “Es un aula en la que habitualmente hay clases pero el docente se había adherido al paro y por suerte y por azar no estamos hablando de una desgracia que se sume a las que vienen viviendo las escuelas de la Provincia por falta de mantenimiento, de inversión”.

Las autoridades educativas firmaron un acta en la cual se determinó suspender las clases por tiempo indeterminado y el presidente del Consejo Escolar se comprometió a elevar lo sucedido a las autoridades provinciales. Al igual que en la tragedia de Moreno, el suceso no fue inesperado. Las autoridades habían sido alertadas en reiteradas oportunidades acerca de la fragilidad edilicia.

“El Conservatorio estaba en crisis, lo anunciamos hace años, las respuestas han sido insatisfactorias, tardías, estuvimos un año dando vueltas sin respuestas cuando había un informe de los arreglos que había que hacer, esto no hace más que señalar que tenemos razón”, acotó Invernizzi”. Y completó: “Acá no sucedió una tragedia de casualidad. Entonces los que están en el Estado tienen que hacerse cargo o dar un paso al costado y dejar que lo haga alguien que tenga ganas de hacerlo. Esto no admite mucha más discusión”.

El hecho coincidió con la protesta universitaria, por lo que el reclamo educativo en Tandil fue aún mayor de lo esperado. Bajo la consigna “Por un edificio digno”, estudiantes, directivos, docentes y referentes gremiales se encolumnaron hacia la Municipalidad. Ante la situación, el intendente Miguel Lunghi (histórico radicalista alineado con Cambiemos) debió recibir a los referentes de la comunidad, y aseguró que pidió una audiencia con la gobernadora María Eugenia Vidal. Mientras tanto, los chicos seguirán sin clases, y el municipio buscará un lugar alternativo. Algo que no es tan sencillo al tratarse de un conservatorio.

Martina D´Anunzio, alumna del conservatorio, reclamó en la marcha: “No podemos vivir teniendo clase con la incertidumbre de no saber si vamos a salir lastimados o vivos. Necesitamos ir a clase siendo felices, no valientes, o ¿se tiene que caer un techo y matar a un pibe para que nos presten atención?”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS