Cristian Aldana fue condenado a 22 años de prisión por corrupción de menores

Se tomaron cuatro de los seis casos denunciados, debido a que se estiman dos prescripciones. La fiscalía había pedido 35 años.

12 de Julio de 2019

El excantante y frontman de la banda de El Otro Yo recibió una condena de 22 años de prisión por “corrupción de menores”. 

“Me hubiera gustado que sean más años, pero satisfecha dadas las circunstancias. Son años que sientan un precedente para los casos de abuso sexual en la infancia y violencia de género. Más allá de lo personal que no se va a sanar así nomás es un precedente”, dijo luego de la sentencia Ariel Carolina una de las denunciantes de Aldana. 

"El caso expone el machismo en todos los espacios", agregó la joven. "Se empezó a resquebrajar la imagen del ídolo. Es un precedente de que no nos callamos más. Estos casos muestran lo que pasa en esta sociedad". 

Ariel Carolina dijo además que el trabajo de sus denuncias y el proceso que tuvo que hacer para sostenerlas fue una tarea de muchos años. "Años de feminismo y de militancia. Estamos en un sistema misógino y patriarcal no es un caso aislado. Es importante comprender esto para que se transforme desde raíz”. También contó que en 2011 había hecho tres denuncias que fueron archivadas y pero que en este juicio ve una gran diferencia relacionada con un pequeño avance en perspectiva de género en la justicia. 

...
(Foto: TELAM)

Durante la primera parte de la jornada, Aldana se había declarado inocente. "Yo no soy culpable: no soy violador, ni abusador ni violento; es mentira", había aseverado el cantante horas antes de la lectura del veredicto, ante el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional número 25 de la Capital Federal, en una exposición en la que se definió como "un hombre de bien" que quiere "estar en paz", afirmó que su voz no fue "ni respetada ni escuchada" y que, en el proceso en su contra, "se violaron todas las garantías constitucionales". 

En una sala de audiencia colmada por la presencia de las denunciantes, periodistas y público, Aldana, vestido con traje negro, camisa blanca y zapatillas negras, se mantuvo de pie, con un cartel en la mano escrito con letras manuscritas de imprenta con la leyenda "sin defensa no hay juicio", posando para las fotos, en la previa al inicio de la última audiencia en el juicio en su contra.

Como es de rigor, el Tribunal, encabezado por Rodolfo Goerner, le informó que podía hacer uso de su derecho a pronunciar unas últimas palabras antes de la lectura de la sentencia que, tras un cuarto intermedio dispuesto al finalizar las palabras del acusado. Tras una exposición que se extendió durante media hora, la sala ubicada en la planta baja de la sede judicial de la calle Paraguay al 1500 del barrio porteño de Recoleta volvió a ser desalojada, a la espera del reinicio de la audiencia, y Aldana quedó alojado nuevamente en la Alcaidía.

En sus últimas palabras, el líder de la banda "El Otro Yo" -que estuvo acompañado en la sala por su mujer, Guillermina Bolig, y madre de su hijo, y sus dos actuales abogados defensores- criticó duramente tanto al fiscal del juicio, Guillermo Pérez de la Fuente, como al titular del Tribunal, y al proceso mismo.

En ese marco definió como "irracional", "ilógico", "desalmado", "desmedido" y "sin pruebas" el pedido de una pena de 35 años de cárcel formulado en su alegato por el representante del Ministerio Público Fiscal por los delitos de "abuso sexual agravado por haber sido gravemente ultrajante y con acceso carnal, cometido por los menos en tres oportunidades y reiterado en perjuicio de seis víctimas" y "corrupción de menores". 

De esta manera llega a su fin el juicio que estaba programado para desarrollarse en cuatro meses y ya lleva más de un año, y por el que pasaron 83 testigos.

La semana pasada el fiscal Guillermo Pérez La Fuente pidió 35 años de cárcel para Aldana por seis de los siete casos que se le imputan, en tanto para el séptimo pidió la absolución por falta de pruebas. Por su parte, las querellas habían pedido entre 20 y 40 años de prisión.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS