"Cristina es un factor de unidad en la Provincia"

El intendente de Tigre, Julio Zamora, analiza el proceso de convergencia de distintos sectores del peronismo en un frente opositor al macrismo. Desde su cercanía al massismo, advierte que el "avasallamiento" del gobierno de Cambiemos promueve el diálogo. 

Por Gustavo Montiel - @_gusmont
8 de Marzo de 2019
En Tigre, a instancias del intendente Julio Zamora, las distintas vertientes peronistas, kirchneristas, massistas y de los movimientos sociales maduraron una confluencia que se adelantó a un proceso de unificación largamente buscado por la oposición para la provincia de Buenos Aires y el país, producto, en parte, de la derrota local ante Cambiemos en las legislativas de 2017. En diálogo con Tiempo, el jefe comunal, -que llegó al Ejecutivo tigrense con el respaldo de su antecesor y mentor Sergio Massa-, repasó parte de ese camino, remarcó la centralidad de Cristina Fernández para forjar la tan mentada unidad, y señaló el rol clave del líder del Frente Renovador, invitado abiertamente, vía redes sociales, por el diputado nacional Eduardo "Wado" de Pedro a sumarse, junto a los gobernadores, a un frente opositor “sin exclusiones”,  en la previa del Congreso Nacional del PJ el jueves, y con las PASO como herramienta para dirimir candidaturas. En esta línea, Zamora definió: “Quien tenga vocación de mayorías, tiene que tener los brazos abiertos para que estén todos”.

-¿Cómo se concretó la confluencia en Tigre?

- Conversamos con todos los sectores y comenzamos ese camino con acciones concretas en la calle, participando en forma unificada de movilizaciones, como la del 21F y también en defensa de la  escuela pública y otras más. Posteriormente, comenzamos a pensar un camino de gestión común a nivel local, y en función de eso incorporamos a compañeros de Unidad Ciudadana, del Movimiento Evita, de Libres del Sur, a funciones ejecutivas.
-¿Qué resultados observó?

-Esa confluencia enriqueció a todos los sectores: Unidad Ciudadana quizás sumó experiencia de gestión en el distrito, hoy lo pueden hacer, y nosotros incorporamos la visión de algunos sectores a los cuales quizás no estábamos representando o no podíamos llegar. Y en función de eso alcanzamos a unir una fuerza política poderosa, de mayorías, que va a intentar revertir el resultado de 2017, que nos encontró divididos, y permitió el triunfo de Cambiemos por cinco puntos. Nos parece que la confluencia en Tigre es una experiencia trasladable al nivel nacional y provincial.
- ¿Qué posibilidades de acuerdo observa entre todas las vertientes amplias del peronismo?

-Pienso que en materia discursiva, de programas, están dadas las condiciones para que podamos presentar una oferta común. Y si hay diferencias, tanto en Provincia como en Nación, poder dirimirlas en unas PASO. Los distintos sectores del peronismo hablamos el mismo idioma, venimos del mismo lugar, en algún momento encontramos un camino distinto en función, si se quiere, de alguna práctica política que no compartimos. Pero el nivel de avasallamiento de este Gobierno nos ha hecho repensar que, no obstante esas diferencias, tenemos que estar juntos y confluir en ese camino. Soy optimista, pienso que esta es una etapa de posicionamiento, de medir el músculo de cada una de las fuerzas políticas, y en muy poco tiempo comenzar una etapa de negociaciones.
-¿Cuál es el grado de centralidad que tiene Cristina en esta búsqueda de unidad?

-Es el grado más importante. De la misma manera que decía que en Tigre nosotros tenemos la mayor responsabilidad, porque eramos gobierno, porque nuestra gestión es aceptable y tiene una ponderación importante en la sociedad de Tigre, me parece que a nivel nacional, lo que por un lado marcan las encuestas, pero también lo que nosotros percibimos en la sociedad, es que es vital, muy importante, la palabra, la predisposición de la expresidenta para unir a todo este conglomerado que es el peronismo y otras fuerzas. Es muy importante lo que piense y lo que haga la expresidenta de la Nación.
-En algunas provincias se cerraron acuerdos de unidad.¿ Qué pasa en la provincia de Buenos Aires?

-Por supuesto que Cristina también es un factor de unidad, y también decir, en función del futuro y de una estrategia que nos permita recuperar la provincia de Buenos Aires, que el rol de Sergio Massa también es importante, consideremos que es uno de los pocos dirigentes que superan los dos dígitos de ponderación. La responsabilidad es de quien tiene mayor ponderación en la sociedad, que tiene que hacer que todos los sectores se unan, pero también hay dirigentes importantes, que hay que tener en cuenta y no debemos menoscabar.
-Justamente en el acto de Alternativa Federal, en Mar del Plata, Sergio Massa llamó a construir una nueva mayoría. ¿Esa propuesta puede confluir con la búsqueda de una unidad ampliada?

- Me imagino que quien tiene vocación de construir una nueva mayoría en la Argentina no puede ser excluyente. Quien tenga vocación de construir una mayoría, tiene que tener la vocación de construir con todos, y en eso me parece que tenemos que tener esa predisposición todos los dirigentes de la oposición. No alcanza solamente con hablarle a los votantes del kirchnerismo, porque ellos tienen dirigentes a quienes todavía le tienen simpatía y confianza. Entonces, es imposible escindir a los votantes del kirchnerismo de sus dirigentes, en especial de la principal dirigente. Quien tenga vocación de mayorías, tiene que tener la amplitud, la sabiduría, los brazos abiertos para que estén todos.
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS