Cristina inicia una ronda de diálogo por sector para armar un acuerdo programático

La CGT, la CTA, partidos políticos, y las cooperativas, entre los primeros convocados.
27 de Mayo de 2017

La ex presidenta Cristina Fernández partió en avión rumbo a El Calafate en las primeras horas de la tarde de ayer. Regresará a Buenos Aires la semana próxima. Con este movimiento de piezas, CFK completó la primera etapa de su estrategia. Tras irrumpir en el escenario político con la entrevista televisiva en la que mencionó por primera vez en público la frase “seré candidata”, la ex mandataria sumergió a toda la dirigencia –pero también a toda la sociedad- en el suspenso. ¿Qué hará si Florencio Randazzo decide desafiarla en las PASO? Su ex ministro de Interior, que desde el reportaje del 25 de mayo en el Instituto Patria se mantiene en silencio y hace circular mensajes a través de aliados y voceros, ¿mantendrá esa opción hasta el final? Los colaboradores más cercanos de Cristina, mientras tanto, están hiperactivos: hace días que comenzaron las llamadas telefónicas para convencer, para escuchar, para proponer. Todo en pos de la unidad. La idea, previsible en una puja de este tipo, es reducir el campo de apoyos del adversario. Con el regreso de CFK a El Calafate, en definitiva, empezó a correr la cuenta regresiva del mes que decidirá el futuro del peronismo y de la Argentina.

Para el kirchnerismo, la semana que pasó tuvo a la entrevista en C5N y al mensaje posterior en la calle como el disparador de todo lo que vendrá después. Cristina ratificó allí lo que le había dicho a los intendentes de confianza dos días antes. Que se ofrece como primer candidata de una lista de unidad para apuntalar las chances de la oposición a Cambiemos en el distrito más grande. También dijo que si había otro candidato que "garantizara" un triunfo -comentario que sonó a advertencia- y que representara "un freno" al gobierno –otra sugestiva acotación- ella no sería obstáculo para que otro dirigente encabezara la boleta. Pero además lanzó al ruedo los cuatro pilares de un programa legislativo al que invitará a adherir a los dirigentes del FpV que aspiren a integrar las listas. La agenda de medidas parlamentarias que propuso CFK será crucial para la estrategia que se viene. Según pudo saber Tiempo, en las próximas semanas el kirchnerismo convocará a una serie de foros por sector –con el movimiento obrero de la CGT y la CTA, con los más de 12 partidos que integran la coalición del FpV, con personalidades de la cultura, con referentes y trabajadores de la ciencia y la tecnología, con el movimiento de clubes de barrio y cooperativas, con los intendentes- para consensuar y firmar una propuesta programática a la que estarán comprometidos quienes terminen siendo candidatos. "Tendremos que firmar entre todos una propuesta programática y un contrato social con los votantes. Así será más fácil elegir quiénes serán los candidatos", anticipó a este diario el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi.

Otro de los movimientos que, en silencio, está ejecutando por estas horas el kirchnerismo consiste en ‘comer’ las piezas del adversario. Como en el clásico juego de mesa de las Damas. “Estamos en la fase de ablandamiento, de entendimiento. De que todos los compañeros entiendan –entendamos- qué es lo mejor para todos y para el pueblo. La única que expresa a la oposición es Cristina. Si hubiese otro candidato que expresara esa misma política, que esté dispuesto a bancar la presión de los grupos empresarios y del poder mediático en beneficio de las mayorías, y tuviera su mismo volumen político, ella no tendría en problema en que sea ese el compañero que encabece”, resumió en diálogo con Tiempo uno de los hombres de mayor confianza de CFK, el publicista Jorge "Topo" Devoto.

"Yo, sinceramente, no creo que lleguemos a la instancia de las PASO con Cristina compitiendo con Randazzo. Pero si esa primaria ocurriera, yo aspiro a que sea respetuosa y adulta. Espero que los compañeros que decidan darle batalla a Cristina entiendan que esas heridas después no cierran. En el caso de que lleguemos a las PASO, en cualquier caso, yo estimo que Cristina va a ganar por amplia diferencia", aseguró a este diario la diputada Teresa García, secretaria parlamentaria del bloque del FpV.

Integrante de la Comisión Bicameral de Seguimiento de los Organismos de Inteligencia, García ya está pensando en el armado una fiscalización confiable y centralizada en los 40 municipios que gobierna el FpV y en los más de 80 que están en manos de Cambiemos o el Frente Renovador.

En el menú de variables que analizan cerca de CFK también hay espacio para la alternativa menos deseada, pero no por ello menos factible: que Randazzo no quiera compartir lista. A la hora de opinar sobre qué debería hacer CFK si Randazzo persiste en su intención de ir solo a las PASO, algunos preferirían que la ex mandataria desista de competir y que la lista que se le oponga sea encabezada por otro dirigente. Otras voces advierten que si eso sucediera el proyecto nacional y popular se diluiría ideológicamente y el PJ daría por terminada su etapa kirchnerista. "Cristina tiene que ser candidata. Porque representa la posibilidad de cifrar en su candidatura la recuperación del proyecto nacional y popular", sostuvo el titular de la CTA, Hugo Yasky. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS