Cristina, junto a Lula y Dilma en Brasil

La ex presidenta criticó en Brasil la política de endeudamiento de Macri. "La Argentina está cerca de tener dos dígitos de desocupación", destacó.
10 de Diciembre de 2016

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner fustigó el endeudamiento que encara el gobierno de Mauricio Macri en Argentina y “la transferencia de miles de millones de dólares” hacia la megaminería y el agro, provocando el desfinanciamiento del país.

“A un año de aquel 9 de diciembre de 2015, la Argentina está cerca de tener dos dígitos de desocupación, y el nivel de endeudamiento tuvo un vertiginoso aumento para financiar el déficit que toda la vida dijeron que teníamos nosotros”, dijo la ex mandataria al exponer en la conferencia “La lucha política en América Latina hoy", organizada por la Fundación Perseu Abramo, de San Pablo, y donde compartió escenario con la ex presidenta Dilma Rousseff, desplazada en agosto pasado por un golpe parlamentario.

“Teníamos un 1,9% de déficit, hoy esta cerca del 5% y se financia con endeudamiento, lo que se suma a la devaluación y al tarifazo, ambas cosas que habían prometido no hacer”, para provocar una baja enorme en el consumo, siguió Fernández de Kirchner.

Cristina comenzó su exposición haciendo un resumen del gobierno que entregó: “El 9 de diciembre argentina había registrado el índice más bajo de desocupación en décadas, el nivel de endeudamiento, algo clave para los gobiernos latinoamericanos, era mínimo, teníamos más de 6 millones de puestos de trabajo, con convenios colectivos y con salario mínimo vital y móvil que se ajustaba anualmente y con los salarios más altos de Latinoamérica.”

Más temprano, Cristina se reunió con el ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, con el que lamentaron la situación política que viven ambos países y valoraron lo realizado tanto por sus gobiernos como por los de Néstor Kirchner y Dilma Rousseff, desplazada del poder en agosto pasado por un golpe parlamentario.

“Tengo una alegría inmensa de estar con mi compañera de muchas batallas y muchas victorias, de pocas derrotas y muchas victorias en nuestros gobiernos”, dijo Lula a modo de bienvenida.

“Para mí estar junto a Lula es un poco estar junto a la historia de los mejores años que vivió nuestra región de América del Sur, que durante décadas había perdido oportunidades, que había excluido a millones de compatriotas que no tenían acceso a los bienes y servicios; como la educación, la salud pública, la universidad, la vivienda, el trabajo digno, el trabajo registrado y mejores condiciones de vida”, destacó Fernández de Kirchner tras el encuentro.

Durante la entrevista, la ex presidenta le entregó a Lula una foto de la dirigente social Milagro Sala y le refirió la situación judicial de la líder de la organización Tupac Amaru. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N