Crónicas de salas de espera con humor y bastante más

En Los enfermos Gabriel Gavila apuesta al teatro de texto para jugar con las relaciones vinculares patológicas.
26 de Agosto de 2018

En estos momentos tiene cuatro espectáculos en cartel y pronto tendrá cinco. Es que Gabriel Gavila, fundador de la compañía teatral Improvisa2 y creador de la saga de espectáculos performáticos Chicos lindos, Chicos malos y Chicos feos, ahora presenta su nueva obra, Los enfermos, la primera de una trilogía sobre la salud, el dinero y el amor. 

"Mis viejos son médicos, por eso tengo un montón de historias que recuerdo desde pequeño y que me marcaron, de estar en hospitales, clínicas, consultorios. Toda esa información me quedó grabada, son cosas que escuché, se ve que uno las guarda y por algún lado salen", afirma el creador de Los enfermos. Pero no sólo de salud se trata. Bajo la luz fría de tubos blancos se representan también escenas muy breves, momentos, chispazos de relaciones vinculares patológicas, "porque de relaciones enfermas también era algo de lo que quería hablar, desde parejas o madre-hijos, así que me puse a escribir y quedó esto", agrega Gavila.

Los personajes de esta pieza escapan a los preceptos de vida socialmente aceptados. Gritan verdades que nadie quiere oír, aman, abandonan, tejen y destejen situaciones, y por sobre todas las cosas: existen. La ironía, la parodia, la saturación de los rasgos melodramáticos son algunos de los recursos utilizados. Sostiene Gavila: "Esta es un disparador para las otras que vendrán. Me copa armar ideas que tengan una continuidad, que sean algo conceptual".

Estas historias podrían desarrollarse en una sala de guardia del Conurbano con cumbia villera sonando de fondo, o en una clínica top de Palermo con música clásica y olor a desodorante de ambiente. "La verdad, no importa el contexto. Los seres humanos siempre tienen los mismos padecimientos", dice Gavila, que es actor, director, dramaturgo y docente-investigador especializado en improvisación. Aunque este espectáculo trata de desarrollar una línea más formal de teatro de texto: "Para no quedarme en la que sé que me funciona, sino probar desafíos nuevos. La técnica de improvisación la uso hace más de 15 años y  viajamos mucho mostrando ese tipo de espectáculos, pero tengo otra arista más de teatro de texto que me gusta explorar". «

Los enfermos, de Gabriel Gavila. Sábados a las 20 en Espacio Polonia, Fitz Roy 1477.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS