Cruces entre Gobierno y sindicalistas por la movilización

Triaca minimizó el reclamo y Macri dijo que fue "una pérdida de tiempo". Desde la CGT aseguraron que la marcha no fue partidaria y que el reclamo es genuino.
22 de Agosto de 2017

La primera movilización de la CGT a la Plaza de Mayo en la era Macri generó cruces entre los dirigentes sindicales que aseguran que la marcha no está relacionada con la campaña electoral y el Gobierno que ve en la movilización la intención política de erosionar al Gobierno.

Desde el Poder Ejecutivo el encargado de salir a denostar la marcha, fue el ministro de Trabajo, Jorge Triaca,  que  no dudó en considerar que tiene "tufillo político". Además Triaca afirmó que “no queda muy claro el motivo” de la movilización “en medio de un proceso electoral”. Ya luego de la marcha, Mauricio Macri la calificó directamente como "una pérdida de tiempo".

Triaca agregó que la pertenencia política de algunos dirigentes gremiales a sectores de la oposición "tiñe cualquier reclamo". "Esta movilización es innecesaria, es inoportuna, está más ligada a cuestiones políticas que a una cuestión concreta de reclamos", señaló el ministro en declaraciones a radio Mitre, al tiempo que graficó que el "diagnóstico" del Ejecutivo respecto de la situación laboral en la Argentina "está muy alejado" de lo que plantean los dirigentes sindicales.

Desde la CGT, el que recogió el guante fue uno de sus secretarios Generales, Carlos Acuña, quien señaló: “En la democracia se hace política, pero la movilización no es política partidaria, se trata de un reclamo genuino”.

Acuña agregó: “Él (Triaca) sale todos los días a hacer política y a hacer campaña, y si no que le pregunte a la gobernadora (bonaerense María Eugenia Vidal) que también hace campaña política”, retrucó Acuña.

“El gobierno no ha hecho nada a favor de los trabajadores”, sostuvo el dirigente sindical en declaraciones a Radio Con Vos, para argumentar acerca de los motivos de la movilización de la central obrera a la Plaza de Mayo.

Para el titular del gremio de empleados de estaciones de servicio, “la realidad es que el gobierno aumentó la inflación que hizo perder poder adquisitivo a los trabajadores, que se cierren comercios y que la industria nacional esté mal producto de las importaciones”.

“La marcha es una expresión para que el gobierno haga lo que tiene que hacer, que es darle respuesta a los trabajadores”, remarcó.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS