Declara Jones Huala por una denuncia de Benetton

Fuerte custodia policial en Esquel ante la presencia de la máxima autoridad mapuche. La denuncia es por usurpación y robo de ganado.
7 de Mayo de 2018

Facundo Jones Huala, “lonko” (máxima autoridad) de la comunidad mapuche Resistencia Cushamen, concurrió este lunes bajo fuerte custodia policial a los tribunales provinciales de Esquel para participar en la audiencia por presunta usurpación y abigeato de las que lo acusó junto a otros pobladores originarios la Compañía de Tierras del Sud Argentino, del magnate italiano Luciano Benetton y su familia.

Se trata de una causa iniciada por la empresa de Benetton en 2016, en la que además del lonko está imputada su pareja, Andrea Millañanco, su hermano Fernando Jones Huala, y otros integrantes de la “Pu Lof” (comunidad de varias familias), establecida mediante una “recuperación” en 2015 de 90 hectáreas del noroeste de Chubut, en inmediaciones de la estancia Leleque, del grupo Benetton.

Sonia Ivanoff, defensora de los hermanos Jones Huala y Millañanco, explicó a Télam que hoy se realiza una audiencia preliminar a partir de la denuncia de la Compañía de Tierras y el tribunal “evaluará “si existen elementos suficientes para elevar a juicio la causa de usurpación y abigeato, y la situación de los acusados”.

“Hoy se van a escuchar las acusaciones de la Fiscalía y la querella, tras lo que expresaremos una defensa compartida junto a los comuneros mapuches, patrocinados por la Defensoría Pública”, señaló Ivanoff.

La denuncia de Benetton generó un allanamiento el 27 de junio de 2016 en el que la policía provincial detuvo a los imputados dentro de la comunidad y los liberó poco después de notificarlos de la acusación.

Facundo Jones Huala permanece detenido en la unidad penitenciaria federal 14 de Esquel, donde fue alojado en noviembre de 2016, por orden del juez federal subrogante de Bariloche Gustavo Villanueva, quien en marzo dispuso su extradición a Chile.

La justicia chilena lo reclama por un caso de incendio intencional, portación de armas y violación de la ley de Extranjería, en una causa en la que todos los demás imputados fueron absueltos por falta de pruebas.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS