Defender los derechos, derrotando el golpe; por Jandrya Alves

Columna de opinión.
2 de diciembre de 2017

Para recuperar tasas de ganancia y salir de la crisis sistémica, el capital internacional promueve una nueva ofensiva neoliberal que profundiza la hegemonía de su fracción financiera e intensifica la explotación del trabajo. 

En Brasil, a medida que avanza el golpe, se torna más evidente que el impeachment contra Dilma Rousseff fue un medio para que el capital imponga su pauta: reducción de salarios directos e indirectos, restricción de las libertades democráticas y alineamiento subordinado a la política externa a los Estados Unidos. 

Las crecientes violaciones a los Derechos Humanos en el Brasil alcanzan diversos y entrelazados aspectos de la clase trabajadora, ya sea en el exterminio de la juventud negra en las periferias, en el derecho a la diversidad sexual y religiosa, o en la vida material, educativa y cultural. En este contexto de crisis profunda, las violaciones de los derechos en el mundo del trabajo ocupan un lugar destacado: la esclavitud contemporánea y el trabajo infantil son sus fases más crueles; las mujeres, jóvenes y la población negra, sus primeros afectados. 

Pero los efectos destructores de la reforma laboral, cuya marca principal es la precarización y la desregulación de la legislación laboral, en poco tiempo impactarán sobre el conjunto de la clase trabajadora. 

Por lo tanto, la tercerización irrestricta, la reforma laboral y el conjunto de las medidas adoptadas por el gobierno golpista de Michel Temer afectan a la clase trabajadora con graves consecuencias para las futuras generaciones. Por eso, la lucha inmediata para impedir la retirada de derechos fundamentales se integra a la lucha en torno a los rumbos del mundo en las próximas décadas.  «

Sec. de Políticas Sociales y DDHH de la Central Única de los Trabalhadores - Brasil.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual