Por el peligro del dengue se multiplican los llamados a una actitud activa de la población

Además de la acciones públicas llevadas adelante por el Estado, se recomienda eliminar o limpiar todos los recipientes que puedan contener agua para evitar la incubación de las larvas del mosquito.

29 de febrero de 2020

Más cerca del dengue que del coronavirus, la enfermedad transmitida por la hembra del mosquito Aedes aegypti ya causó dos muertes en la provincia de Buenos Aires y circula en 15 provincias. En territorio bonaerense hay 152 casos confirmados, mientras que en los últimos cinco meses en Misiones se detectaron 2.850 casos y en Corrientes se reportaron 101 casos positivos, 83 de ellos en la capital. En tanto Entre Ríos y Santa Fe están cerca de los cuarenta. 

El propio ministro de Salud nacional, Ginés González García admitió hace una semana estar “preocupadísimo" por la situación, especialmente después de reunirse con los responsable del área de la región, ya que sólo en Paraguay hay oficialmente 90 mil casos y 16 muertos, aunque creen que la cifra puede trepar a más de cincuenta. Además advirtió que “se espera un pico en Argentina para la primera quincena de marzo y espero equivocarme".

La ciudad de Buenos Aires es una de las provincias con circulación viral autóctona. El Ministerio de Salud porteño informó que subieron a 165 los casos de dengue en la ciudad de Buenos Aires desde el inicio del año, de los cuales 110 presentaron antecedentes de viaje, en su mayoría a Paraguay, mientras los restantes 55 corresponden a personas que no se trasladaron a una zona con circulación viral.  El Boletín Epidemiológico semanal de la cartera de salud divulgado este sábado reportó 612 casos sospechosos de dengue desde el 1 de enero pasado, de los cuales 110 fueron confirmados como positivos.

En detalle, el documento especifica que el promedio semanal de los períodos de verano entre 2017 y 2019 trepó de 23 casos a 76 en la ciudad. A su vez, señaló que desde junio pasado hasta el 22 de febrero de este año se notificaron un total de 701 casos de enfermedades transmitidas por mosquitos a residentes de la Ciudad, de los cuales 681 casos fueron de Dengue, 2 de Fiebre Amarilla, 7 de Fiebre Chikungunya y 11 para todos los eventos de infección por el virus del Zika.

Por su parte, Daniel Gollan, ministro de Salud bonaerense, confirmó este viernes que desde el inicio del año de los 152 casos detectados en la provincia, el 77% corresponde a personas que habían viajado a Bolivia, Colombia, Misiones, Formosa y Salta antes de comenzar con los síntomas. Sin embargo, desde la cartera bonaerense especificaron que "se registra la aparición sostenida de casos autóctonos de dengue que indican el pasaje a un escenario de brote en los siguientes municipios: La Matanza, Tres de Febrero, Quilmes, General San Martin, Lomas de Zamora, Vicente López, Lanús, Malvinas Argentinas, Avellaneda, La Plata, San Miguel y Merlo".

Por este motivo se profundizaron desde la cartera nacional “los bloqueos sanitarios, la búsqueda de personas con síntomas febriles, sumado a acciones de descacharrizado, sensibilización, concientización y fumigación junto a los municipios. Desde la provincia de Buenos Aires recordaron que las principales manifestaciones clínicas del dengue son  la fiebre mayor a 38º C sin signos de infección respiratoria, acompañada de cefalea, dolor retro-ocular, dolor de músculos y articulaciones, intenso malestar general, erupciones rojizas en brazos y piernas, picazón, diarrea, náuseas y vómitos.

Los casos fatales se producen cuando una persona contrae el virus por segunda vez con una cepa diferente a la anterior, lo que puede desatar el dengue hemorrágico. Ginés González García desde Córdoba, donde participaba de una reunión con los responsables provinciales de Salud apuntó que es necesaria la participación activa de la población, “porque este no es un problema exclusivamente público”. El ministro aprovechó la oportunidad para referirse al brote de sarampión que arrancó en 2018 y está centrado en ciudad y provincia de Buenos Aires: “En los últimos dos años, hubo faltantes de vacunas y un movimiento que estuvo en contra. Tenemos que aprovechar el ingreso escolar para intensificar los controles en la población que no se colocó la triple viral”, dijo Ginés respecto de esta otra enfermedad.

Las recomendaciones incluyen eliminar recipientes en desuso que puedan acumular agua (latas, botellas, neumáticos) y dar vuelta objetos que se encuentran en el exterior y puedan acumular agua cuando llueve. También señalan la importancia de cambiar diariamente el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, usar en los floreros productos alternativos (geles o arena húmeda) en lugar de agua y mantener los patios y jardines desmalezados y destapar los desagües de lluvia de los techos. El punto central es evitar la incubación de larvas que se desarrollan en cualquier elemento con agua.

El gobernador misionero, Oscar Herrera Ahuad, fue quien informó sobre los 2.850 casos sospechosos de Dengue en su provincia e hizo referencia al contexto regional. Entre Brasil y Paraguay tienen confirmados casi 500 mil casos, aseguró. La cifra difundida por Ahuad es de casos sospechosos, pero que dan como confirmados “para que el sistema de salud pueda actuar en consecuencia y evitar que la enfermedad se propague”. Además puntualizó que hay un brote epidémico en Oberá y zonas aledañas, con 759 casos sospechosos y hubo un brote en Andresito “pero ya fue controlado y los casos están en disminución, al igual que en Iguazú y Posadas", relató.

Un informe de la Dirección General de Epidemiología detalló que "en lo que va del período de verano 2019-2020, el Laboratorio Central de la Provincia ha monitoreado 807 muestras de síndrome febril inespecífico". De ese total, 101 muestras dieron resultado positivo para dengue. Además de los 83 casos de la capital correntina, hubo casos en Itá Ibaté, Santo Tome, Saladas, Empedrado, Curuzú Cuatiá, Itatí, Ituzaingó, Paso de la Patria, Riachuelo y Virasoro.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual