Dengue en CABA: los casos ya superan la última epidemia pero el gobierno redujo las tareas de prevención

En 2020 ya hay 5909 casos confirmados, y en estas cuatro semanas hubo 766 más infectados respecto a 2016. Sin embargo, el Ejecutivo de la Ciudad suspendió acciones de descacharrado, con el justificativo de cumplir con el aislamiento en la lucha frente al covid–19. 

5 de mayo de 2020

En la Ciudad de Buenos Aires, detrás de la pandemia de covid–19 sigue su curso el dengue, al que quizás sólo logre atenuarlo el impacto de los incipientes fríos, porque las respuestas oficiales distan de ser las mejores: mientras los casos de infectados ya superan a los de la última gran epidemia de 2016, el gobierno porteño admite que las tareas de descacharrado son menores a las de los años anteriores, por ejemplo las suspendieron en la villa 21–24, uno de los epicentros del aedes aegypti.

De acuerdo al Boletín Epidemiológico del viernes pasado, la última semana se registraron 401 casos de dengue en CABA. En la misma semana 17 del 2016 habían sido 287. Comparando el último mes de 2020 con el de aquél año, la diferencia asciende a 766 casos: 3078 frente a 2312. Y todo eso sin contemplar la cantidad de contagiados que no lo declaran debido a la situación el coronavirus, lo que genera que muchos prefieran transitar la enfermedad en sus casas, o los propios médicos desistan de realizarles las pruebas de laboratorio, algo admitido por el Boletín Epidemiológico de CABA: "El descenso de la notificación puede estar relacionado con la situación Covid-19", pero aún así "tanto en la SE 11 como a partir de SE 14 las notificaciones en 2020 superaron las consignadas en 2016".

De hecho, a los 5909 ya confirmados en 2020 hay que sumarles 662 probables, y otros 1599 clasificados como "sospechosos", por lo que el número real de infectados, admiten tanto especialistas como funcionarios, es altamente probable que sea superior a los 6241 del 2016.

...

El Boletín remarca que "hay una mayor incidencia en las comunas 7, 8 y 4, en orden de frecuencia, sin embargo, la distribución total muestra casos en toda la CABA". Y agrega que "el barrio más afectado en relación con su población, es Flores, seguido por Barracas, Soldati, Vélez Sarsfield y Villa Lugano, en estos barrios se concentra el 55% de todos los casos". En Flores la situación es crítica: casi uno de cada cien habitantes tiene dengue.

"Entre las SE 1 y 17 de 2020, de los 8536 casos notificados, 605 cuentan con antecedente de viaje mientras que 7931 no viajaron o no cuentan con dicho antecedente", apunta el Boletín Epidemiológico, lo que da cuenta de que la transmisión comunitaria se podría haber atenuado si se hubiesen realizado suficientes campañas de prevención y concientización en el invierno pasado, cuando los huevos de los mosquitos aún no habían explotado.

Sin embargo, lo alarmante es que tampoco en verano y en este otoño se realizaron demasiadas tareas oficiales: admitido por el Boletín Epidemiológico, se llevaron a cabo hasta la semana pasada 273 acciones de descacharrado, bastante menos de las 467 de 2018 y las 318 de 2017. Y casi igual a las 233 del año pasado, cuando se registraron 5866 casos menos de dengue. Tampoco concretaron capacitaciones: apenas 38 en todo el año, mientras que en 2017 habían hecho 59.

Ante un pedido de información pública del Observatorio de Derechos Humanos (ODH), el gobierno porteño admitió esta semana que en la Villa 21–24, el segundo barrio con más casos de la Ciudad, no están realizando actualmente operativos de descacharrado y prevención de dengue, y pusieron como justificativo el aislamiento para enfrentar al coronavirus que "ha obligado a suspender y reformular acciones para respetar normativa vigente".

"Habiendo debido suspender esta programación, y siendo el área comprendida en la Villa 21-24 un área geográfica de concentración de casos (Conglomerados o Clusters) en la cual se mantiene la recomendación de la realización de acciones territoriales, ha sido necesario --para también respetar las recomendaciones para el cuidado personal según el contexto actual de COVID-19-- reformular las acciones territoriales y la búsqueda activa de criaderos a eventos focalizados en los casos reportados sintomáticos, de ese modo, se realizarán actividades de ordenamiento ambiental en grupos reducidos y ligadas a las acciones de mitigación", informaron desde la Subsecretaría Planificación Sanitaria y Gestión en Red porteña. A pesar de que el pedido de informes apuntaba a que detallen lo que hacen en todos los barrios, sólo respondieron por la 21–24. También aceptaron que "no hay una partida presupuestaria específica para dengue, sino que la compra de los insumos requeridos se realiza a través de distintas áreas del Ministerio de Salud".

El ODH subrayó que responsabilizar "a una pandemia para la inacción en otra sanitariamente es incorrecto, a nivel de políticas públicas es irresponsable y en el plano humano es aberrante. Las acciones que debía llevar adelante y quedaron suspendidas eran la limpieza del espacio público; jornadas de descacharreos con recorrida casa por casa, ordenamiento ambiental y eliminación de criaderos reales y potenciales en los sectores; recorridas para el relevamiento autos abandonados y capacitaciones a población general, entre otras. Podían seguir realizando la tarea. No existe un impedimento legal para hacerlo".

De acuerdo a la información oficial, este año se llevan registradas 379 internaciones "con diagnóstico de dengue probable o confirmado". Uno de ellos, en la Comuna 11, de 71 años, falleció la semana pasada.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual