Denunciado en Colombia, Chicho Serna "ayudará" a los chicos de Morón

El ex mediocampista de Boca Juniors fue acusado en su país de estafar a jóvenes futbolistas que querían probarse en equipos de la Argentina. Ahora llega al municipio macrista que gobierna Ramiro Tagliaferro para, explicaron ambos, "alejar de la calle a los chicos en situación vulnerable".
30 de Diciembre de 2016

El municipio de Morón está por fichar a Mauricio "Chicho" Serna, uno de los máximos ídolos de Boca, a su equipo de Gobierno. Al menos así lo anunciaron el sábado pasado el intendente Ramiro Tagliaferro y el ex mediocampista, durante una recorrida por clubes de la zona. La idea sería alejar de la calle, a través del deporte, a los chicos en situación vulnerable. Pero la llegada del astro xeneize se ve empañada por varias denuncias de jóvenes futbolistas colombianos que vinieron a probarse a la Argentina y lo denunciaron por estafas. Al mismo tiempo, trabajadores del área de Niñez y Adolescencia del municipio dicen que hay un vaciamiento de las políticas de inclusión.

A mediados del año pasado, el programa de investigación Séptimo Día, del canal Caracol de Colombia, emitió dos informes que dejaban en evidencia a empresarios que se aprovechaban de adolescentes que buscaban llegar lejos en el fútbol. El segundo capítulo estuvo dedicado exclusivamente a Serna y a Ainer Herrera Vela, quien actuaba en su representación y viceversa.

Tiempo dialogó con Juan Sebastián Mahete, un joven bogotano de 23 años que contó en el programa sus desventuras por Buenos Aires en 2012. “Yo tenía casi 19 años y jugaba en Millonarios. El padre de un compañero me habló de la posibilidad de ir a la Argentina, pero no le presté atención hasta que me mencionaron al Chicho. Ahí mis expectativas crecieron”, dijo el muchacho.

Su padre, Juan Carlos Mahete, se reunió con el ex jugador en el aeropuerto El Dorado, de Bogotá, junto a otros padres y chicos. Serna fue claro: “Van a estar todos en la misma casa, cómodos, con cinco comidas diarias. Ahora no puedo ir con ellos, pero voy a ir en dos o tres semanas”. Las promesas están un audio grabado por uno de los asistentes a la reunión.

Con Juan Sebastián viajaron otros cinco chicos. Mahete pagó unos 3000 dólares, la mitad de lo que le habían pedido, que juntó entre ahorros, rifas y préstamos ususarios. Durante los dos meses y medio que estuvo en Buenos Aires, debió pagar otros U$S 800 por mes. Los pasajes y traslados no estaban incluidos. Las decenas de historias que se vieron en el programa de la tevé colombiana, titulado “Sueños Desiflados”, son similares. Hablan de estafas de hasta 7000 dólares.

“Puede que se quede alguno, todos o ninguno –continuó Chicho-. Después de la primera semana van a jugar partidos amistosos y los vamos a probar en diferentes equipos. Digamos que yo soy el que los va a defender y a cuidar. Yo soy un facilitador. Si no funciona en un club, vamos al otro, y la gran función de Ainer Vela es esa. En una semana les ha conseguido diez pruebas. Porque yo sé cómo es él y allá ya lo conocen. Va con mi aval.”

Se les dijo que podrían mostrarse en el césped de Boca, Chacarita, River, Independiente, San Lorenzo y Rosario Central, entre otros equipos, pero varios de chicos dijeron que apenas lograron entrar a las canchas de River y Boca, pero como turistas.

“Llegué a jugar un amistoso en el Club Alemán, en Los Polvorines, contra un equipo que ni me acuerdo el nombre. Todo fue una farsa. Dormíamos apilados, la comida era muy mala y nos dejaron a la deriva, nadie nos defendió ni nos mostró”, contó Juan Sebastián, quien luego de esta mala experiencia colgó los botines debido a una fuerte depresión.

Para reforzar su aval a Herrera Vela, el ex "5" de Boca grabó un video junto a él que todavía puede verse en YouTube, en el que dice: “Es una persona de toda mi confianza, sobre todo responsable, muy honesta y muy transparente”.

Serna se defendió en la tevé colombiana: “No viajé a la Argentina por mucho tiempo por temas personales y familiares. Seguro que les incumplí en eso. Pero ya está hecho. Acá estoy poniendo la cara. De todas maneras, los muchachos viajaron y conocieron. Ainer Vela ha abusado de mi nombre de diferentes maneras. No lo denuncié, no le di la importancia necesaria, y hoy estoy dándome cuenta que tendría que haberlo hecho”.

Política municipal

Tiempo pudo saber que Serna aún no tiene un vínculo formal con el municipio de Morón, pero sí confirmó sus pretensiones de replicar en la región una experiencia que ya desarrolló en Colombia: los Centro de Iniciación, Formación y Desarrollo Chicho Serna, del que participan chicos de todas las clases sociales, pagando una cuota mensual.

“Compartiremos con Chicho Serna un proyecto de integración porque queremos a los chicos lejos de la calle, divirtiéndose en los clubes”, dijo el intendente Tagliaferro. El ex jugador le respondió: “Vamos a trabajar con Ramiro para que los jóvenes puedan disfrutar y recibir la contención que merecen. Este programa tuvo muchos resultados en Colombia y el año que viene lo aplicaremos en Morón”.

En contrapartida, trabajadores del municipio macrista denunciaron que en la Dirección de Políticas de Niñez y Juventud se desactivaron diferentes programas que abordaban la contención de los chicos en zonas más vulnerables, como la villa Carlos Gardel, Morón Sur y Castelar Sur. Entre enero y marzo, echaron de esta área a 18 empleados, y otros tres en octubre.

Como si fuera poco, esta semana cerró sus puertas el centro de noche de El Transformador de Haedo, una organización social que durante todo 2016 le pidió sin éxito al municipio la continuidad de un subsidio (que representaría un sueldo de un municipal) para pagar los servicios y el alquiler de un espacio donde brindaban contención a doce chicos y mujeres, víctimas de violencia familiar. En los últimos años encontraron cobijo en ese lugar más de 70 personas. Ya no podrán hacerlo. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS