Denuncian que la Ciudad pone más obstáculos para obtener el certificado de discapacidad

Desde diciembre pasado la sede donde se tramita el Certificado Único de Discapacidad (CUD) fue trasladada al Hospital Borda, un neuropsiquiátrico al que los menores tienen vedado el ingreso. El CUD es necesario para acceder a coberturas de salud y medicamentos; tarifas sociales en servicios y ABL; adquirir elementos ortopédicos o recibir subsidios de transporte; entre otros derechos.

Por Javier Borelli - @JaviBorelli
19 de Febrero de 2020

En la ciudad más rica del país, el acceso a la salud y la vida digna no está garantizado. Esta situación es aún más grave si la persona tiene una discapacidad. Como muestra alcanza un botón: la sede para tramitar el Certificado Único de Discapacidad (CUD) que les permite acceder a los derechos y prestaciones gratuitas que le corresponden por ley hoy se encuentra Hospital Neuropsiquiátrico Borda, un espacio al que los menores de edad tienen vedado su ingreso. Adicionalmente, según la ley Nacional de Salud Mental, las instituciones de ese tipo debían cerrarse en enero de este año. Pero un acuerdo de último minuto permitió que se “refuncionalizaran”. Entre sus nuevas funciones, entonces, se incorporó la certificación de discapacidad.

Según la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, seis de cada diez porteños con discapacidad no tienen certificado vigente y para las organizaciones que los nuclean esta decisión no solo hace más difícil su trámite, sino que expone a los menores a violar la prohibición de ingreso a esa institución. Por eso, integrantes de 28 organizaciones representantes del colectivo de personas con discapacidad presentaron un reclamo formal ante el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para que reubiquen la Comisión para la Plena Participación e Inclusión de las Personas con Discapacidad (COPIDIS) en un lugar con las condiciones necesarias para garantizar sus derechos. La nota fue presentada en la sede del gobierno porteño el 8 de enero pero aún no hubo respuesta oficial.

También podés leer: Discapacidad: fuerte disparidad en el acceso a la salud entre los porteños

“Nos preocupa que hoy la gente deba dirigirse al Hospital Borda para certificar”, explica la misiva dirigida al Jefe de Gobierno Horacio Rodriguez Larreta. “Nos preocupa que el Hospital depende del Ministerio de Salud y eso nos retrotrae a los tiempos en que COPIDIS no tenía edificio propio. Nos preocupa que el Hospital Borda es un neuropsiquiátrico y los menores de edad no pueden entrar a hospitales de esa especialidad. Nos preocupa que el temor al estigma que rodea la certificación pueda impactar aún más en las personas con discapacidad y sus familias, vinculando la resistencia consabida a la certificación con la carga simbólica del concepto manicomio. Nos preocupa el futuro del Hospital Neuropsiquiátrico Borda y de su población. La certificación de la discapacidad y su consecuente incorporación de los trabajadores y las trabajadoras de las juntas al ámbito del hospital genera una permanente circulación de personas que altera su funcionamiento habitual. En este sentido, nos preocupa profundamente la inestabilidad que esta situación pueda generar en los pacientes allí internados”.

La COPIDIS funcionó hasta diciembre en el edificio de la avenida Ingeniero Huergo 1189, pero por riesgo de derrumbe el lugar fue clausurado. La solución que encontró el gobierno porteño fue relocalizarlo temporalmente en el Borda, un lugar que no es apto para esa función. Pero lo que más preocupa al colectivo nucleado en la Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad (REDI) es que no hay respuestas sobre cuánto durará este período de transición.

La nota suma las firmas de otras 27 organizaciones que representan personas con discapacidad motriz, ciegos, pacientes con lupus, esclerodermia, displasias, artritis, cáncer o insuficiencias renales, entre otras. Su planteo también solicita que la solución a la sede del COPIDIS sea integral de una vez. “Sería fundamental que funcionara toda en un sólo edificio, junto a su Registro Laboral, teniendo representación de las oficinas de educación inclusiva del Ministerio de Educación; cultura inclusiva del Ministerio de Cultura; turismo inclusivo de la Secretaría de Turismo; el Banco de elementos ortopédicos del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, y por supuesto, la junta evaluadora que certifica la discapacidad”, explica la nota.

...

Mientras tanto, en el sitio web del Gobierno de la Ciudad sigue la frase: “Quienes tengan turno a partir del lunes 23 de diciembre, serán atendidos en el nuevo lugar de atención del Centro Integral de Evaluación y Orientación de la Discapacidad ubicado en el Hospital Borda (Dr. Ramón Carrillo 375 - Pabellón A, 1° Piso)”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS