Denuncian que el recorte de tasas aeroportuarias beneficia a empresas extranjeras

La ANAC informó un recorte del 50% para incentivar el tráfico hacia destinos regionales. Los especialistas advierten que la medida esconde la crisis de la Revolución de los Aviones y que beneficia el empleo extranjero. 

(Foto: AFP)
28 de Enero de 2019

El gobierno redujo a la mitad la tasa de impuestos aeronáuticos a las empresas que vuelan a destinos de la región. La medida, que el Ejecutivo destacó como un recurso para alentar el tráfico con los países vecinos y la conectividad con las provincias, recibió críticas de los especialistas del sector, que advirtieron que favorece a las empresas extranjeras y perjudica a los usuarios.

La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) publicó este lunes en el Boletín Oficial la resolución 71/19 que estableció reducir el 56% la tasa para los vuelos regionales. La medida vio la luz después de que se amplió el concepto de vuelo regional de 300 kilómetros a 1.000 kilómetros y empezará a regir el 10 de mayo de este año.

La resolución de la ANAC también estableció una bonificación del 50% para los vuelos regionales a destinos a los que ninguna línea aérea haya volado en los últimos 5 años. Además se fijaron aranceles para la tasa de servicio de seguridad en los aeropuertos y aeródromos.

Los especialistas en la materia reconocieron como positivo que haya medidas para incentivar la actividad aerocomercial pero pusieron la novedad en sintonía con las reformas que el gobierno aplica en el marco de la llamada “Revolución de los Aviones” que tiene como principales protagonistas a las empresas low cost pero también a importantes jugadores de la región como Latam y Avianca, que aparecen entre los beneficiados por los recortes de impuestos.

La política aerocomercial de Cambiemos tiene entre muchos objetivos el de asegurar que las provincias tengan vuelos directos a países de la región sin necesidad de trasladarse a Buenos Aires para poder desplazarse a alguno de esos puntos.

“Si un mendocino quiere volar desde Mendoza a Lima (Perú) lo puede hacer y la baja de la tasa va a favorecer esos vuelos. El problema es que la empresa que realiza esos vuelos es Lan Perú y no Lan Argentina, porque en la Revolución de los Aviones no hay reciprocidad. Esta medida favorece a las extranjeras que están volando a destinos argentinos que no son Buenos Aires”, argumentó Diego Dominelli, del portal Aviación en Argentina.

Además de Latam (fusión de LAN y TAM), que vuela a Chile y Brasil la otra que aparece como la gran beneficiada es Avianca, que vuela a Colombia. “Quiero creer que el beneficio también se va a aplicar para Aerolíneas Argentinas que vuela desde Córdoba a Brasil”, planteó el contacto.

A la par el abogado Lucas Marisi, representante legal de los vecinos de El Palomar que protestan contra las operaciones de la low cost Flybondi en la base aérea de esa localidad bonaerense definió la resolución 71/19 como “una decisión que busca principalmente beneficiar a las aerolíneas pero que no necesariamente beneficiará a los usuarios. Es parte de la decisión del gobierno de fundir Intercargo, que hasta ahora es una empresa estatal superavitaria”.

¿Revolución en picada?

Los críticos de la política aerocomercial oficial advierten que la Revolución de los Aviones está dando señales de agotamiento inesperados para el gobierno nacional y para los propios operadores.

Entre esos indicios apuntan que la aerolínea brasileña Azul, que había empezado a volar a Córdoba y Rosario, anunció el fin de las operaciones. También mencionan que la low cost chilena Sky abandonó su vuelo a Rosario.

Detrás de esas suspensiones está, una vez más, la economía de Cambiemos. “De agosto de 2018 para acá el tráfico argentino a la región saliendo de cualquier lugar el país se cayó por el aumento del dólar”, indicó Dominelli. “Bajan la tasa para que sea más atractivo el mercado y puedan cobrar más barato el pasaje”.

El problema, advierten los consultados, es que la propuesta implica el desfinanciamiento del sistema aeroportuario que se financia con las tasas ahora recortadas al 50%.

Dominelli explicó que “como no hay reciprocidad esto directamente va a favorecer el empleo extranjero. Es más de lo mismo, ajustar para terminar desfinanciando el sistema”, concluyó Dominelli explicó que “como no hay reciprocidad esto directamente va a favorecer el empleo extranjero. Es más de lo mismo, ajustar para terminar desfinanciando el sistema”, concluyó
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N