Desesperada búsqueda de una joven argentina en Puerto Rico

Las últimas noticias de Florencia se conocieron el lunes y desde entonces su familia no logra localizarla. En ese país, el huracán María dejó un saldo de 15 muertos.
22 de Septiembre de 2017

La argentina Florencia Suárez del Mestre, de 35 años, quien trabaja en el Hotel Hibiscus Vallet Inn, en Marigold, Isla Dominica, es buscada por su familia tras el paso huracán María que el lunes pasado dejó un saldo de 15 muertos

"Estamos muy preocupados, no nos podemos comunicar con la isla, no sabemos nada desde el lunes, pero en Cancillería nos dicen que están preparando la ayuda", aseguró a la prensa Santiago, hermano de Florencia. 

"Queremos alguna noticia de ella, ver si alguien puede chequear qué pasó, ya dimos todos sus datos, su imagen, pero no sabemos nada", agregó, tras contar que la joven había viajado hace tres semanas a la isla junto a una amiga colombiana, Ana María Lozano, para trabajar en un complejo de cabañas en la ciudad de Marigot, en el noreste de la isla caribeña Dominica. 

Fuentes de la Cancillería dijeron a Télam que "Florencia comenzó a trabajar en un hotel de Dominica hace quince días, lejos de la capital" y que en estos momentos "hacemos gestiones para su localización, la dirección de asuntos consulares tiene contacto en Buenos Aires con los familiares" 

La fuente explicó que "los dueños del hotel no se encuentran físicamente en la isla, que fue devastada en un 98% por el Huracán María. 

Las comunicaciones están caídas. Estamos en contacto con una radio local que busca gente". Precisó además que "las únicas evacuaciones que están teniendo lugar vía marítima llevan fotografías de Florencia y se está activando ahora el mecanismo de cooperación consular con Brasil, ya que ellos tienen representación, y van a sacar a su personal de la Isla Rouseau." 

Por su parte, Santiago aseguró a la prensa que la otra persona de quien no se tiene registro de su paradero es la amiga de Florencia.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS