Después del fracaso de Precios Transparentes, el Gobierno vuelve a permitir las cuotas sin interés

Además, implementarían programas de Ahora 3 y Ahora 6.
29 de marzo de 2017

Dos meses duró la medida de Precios Transparentes lanzada por el Gobierno. “No existen las cuotas sin interés”, había dicho el secretario de Comercio Miguel Braun, a fines de enero. El lunes último, el propio Braun firmó la resolución que determina la vuelta de las cuotas sin interés. Además, se crearon los programas Ahora 3 y Ahora 6, que se suman a la prórroga del Ahora 12 y Ahora 18.

El secretario Braun y el ministro de Producción Francisco Cabrera explicaban hace dos meses que “con el fin del engaño de las cuotas sin interés”, los precios financiados se mantendrían, al tiempo que los precios de contado bajarían “en un 20%”. Sin embargo, en apenas 60 días el resultado fue a la inversa: los precios de contado bajaron muy poco o nada, mientras que los valores financiados crecieron entre un 30 y un 40%.

“Se rompió la magia”, contestó Cabrera al ser consultado por la caída del 30% en las operaciones con tarjetas. Dos semanas después, se anunció la marcha atrás con un programa que fracasó desde el primer día.

La nueva regulación

Con la modificación anterior, quedaba expresamente prohibido para los comercios publicitar con la leyenda “cuotas sin interés” y todos sus derivados. Ahora, eso será necesario solamente cuando el precio financiado supere al de contado, según la Resolución 240-E/2017.

Los comercios estaban obligados a mostrar el precio de contado, la cantidad y monto de cada una de las cuotas, el Costo Financiero Total (CFT) y la Tasa Nominal Anual (TNA) de las ventas financiadas. Las últimas dos obligaciones mencionadas quedaron también sin efecto, excepto para las ventas por internet y en los anuncios publicitarios por cualquier medio de comunicación. Es decir, ahora los comercios están obligados a exhibir sólo el precio en efectivo y los montos de cada cuota.

Ahora 3, 6, 12 y 18

Con la resolución anterior, los programas Ahora 12 y Ahora 18 se mantenían a medias, ya que las tasas de financiación pasaron de 0 a 30%, mientras que con cualquier tarjeta es de un promedio del 42%. Es decir, quedaba a mitad de camino entre el “sin interés” y los nuevos intereses plenos. Eso se mantendrá y se agregarán programas “sin interés”: Ahora 3 y Ahora 6, para pagos financiados entre 3 y 6 cuotas. El costo de financiación sería absorvido por los bancos, a cambio de que el Banco Central libere parte del encaje regulatorio, que es el dinero movilizado por las entidades cada vez que captan un depósito del público.

Según explica El Cronista, la negociación quedó estancada, pero sigue su curso. Estos planes serían sólo para la compra de calzado e indumentaria de origen nacional, un sector muy golpeado por la liberación de importaciones y la caída del consumo.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual