Dietrich aseguró que "por ahora" no habrá suba en el transporte público

El ministro de Transporte se presentó ante dos comisiones de la Cámara de Diputados.
10 de marzo de 2017

La campaña electoral está en marcha y para el macrismo el objetivo es confrontar con el kirchnerismo. El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, lo dejó en claro durante su participación frente a los diputados de las comisiones de Transporte y de Defensa del Consumidor. Por más de tres horas responsabilizó de todo lo malo al gobierno anterior y, mediante un powerpoint, desgranó una larga serie de proyectos de trabajo. Desestimó que un posible conflicto de intereses en el caso Avianca sea atribuido a un delito y aseguró que “por ahora” no habrá incrementos en las tarifas del servicio de transporte público.

Dietrich maneja con habilidad la retórica. Habló, habló y no dejó de hablar ayudado con el powerpoint para dar cuenta del estado del servicio de trenes desestimando cualquier cambio entre la Tragedia de Once y la llegada del gobierno macrista; las rutas existentes, las mejorables y las por hacer; los puertos que van a modernizar, los que van a construir por primera vez en décadas; el estado de Aerolíneas que está mejor que nunca, que redujeron el déficit; y finalmente las LowCost que resolverán la demanda de 12 millones de argentinos desesperados por volar. Una hora y media hablando de ello en el plenario de comisiones bajo la mirada dispersa del presidente de la comisión de Transporte, el massista Facundo Moyano.

Tras la más que extensa introducción, Moyano puso en marcha una mecánica que buscaba hacer más ágil el debate. Esto es, un diputado pregunta y el ministro o sus colaboradores responden. Pero las largas introducciones de cada legislador con preguntas no muy bien formuladas terminaba por favorecer al ministro que respondía poco, lo que quería ya que nadie tenía derecho a réplica o repregunta.

Por ejemplo, la presidenta de la comisión de Defensa del Consumidor, la massista Liliana Schwindt, le preguntó en un momento sobre el posible incremento en el servicio de transporte público de pasajeros. Dietrich no le respondió y hubo que esperar el turno del diputado del Partido Obrero, Pablo López, para que el funcionario lanzara un “por ahora” no hay aumentos.

El diputado del Frente para la Victoria, Rodolfo Tailhade, trajo al plenario de comisiones el caso de Avianca y el de Fly Bondi, las dos aerolíneas que al menos por ahora quedaron fuera del negocio de las LowCost. Dietrich eludió el caso de Avianca al sostener que por decisión presidencial se revisará todo lo actuado y que en lo que resta de marzo se conocerá el decreto que regulará el conflicto de interés. De todas formas dijo que un conflicto de ese estilo necesariamente no implica un delito. La frase recordó a la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, quien en ocasión de conocerse la presencia de Macri en el caso Panamá Papers dijo que tener una cuenta off shore no significa que se use para ocultar fondos.

El tema de las aerolíneas de bajo costo le sirvió a Dietrich para afirmar cuánto había mejorado Aerolíneas Argentinas, que ya recibía la mitad del subsidio que enviaba el gobierno kirchnerista, y que por más mejoramiento no podía cubrir la demanda que hay en el país. Aseguró que son 12 los millones de argentinos que reclaman volar, que la aerolínea de bandera sólo puede satisfacer a cuatro de esa de docena de millones y que por eso llegan las nuevas líneas aéreas. De paso afirmó que la anterior titular de AA, Isela Constantini, no se fue de la empresa por estar en desacuerdo de la llegada de las LowCost. Eso sí, tampoco dijo por qué se fue.

Es muy común entre los funcionarios macrista el llamarse por el nombre, en general recurren a un diminutivo. También se nutren de frases más atribuidas a los jóvenes con las que buscan demostrar cierta descontractura con respecto a lo riguroso de la gestión pública. Será por eso que mientras explicaba la “catastrófica” situación en que se encuentra la red vial del país, Dietrich aseguró que se está implementando “un plan de inversión en cuatro años de 33.000 millones de dólares que ya comenzó donde hay una participación mayoritariamente privada”, indicó y comenzaron los rumores entre los diputados de la oposición. El ministro se dio cuenta rápido y se corrigió: “Perdón una participación mayoritariamente estatal”, dijo el funcionario pero como los comentarios continuaban y se hacían más intensos Dietrich, haciendo un mohín, respondió: “Están los números acá, no sean infantiles, chicos”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual