Diputados: vuelve a instalarse el debate sobre la posibilidad de sesionar de manera presencial

La iniciativa es de Juntos por el Cambio luego del fracaso del sistema de votación virtual. Del Caño propuso “mudar” las bancas al Centro Cultural Kirchner. Mientras tanto, el Senado hace su prueba técnica este viernes.

7 de Mayo de 2020

Luego del tropezón técnico en el simulacro que se realizó de manera pública el miércoles a la hora de probar el procedimiento para la votación, desde la oposición reflotaron la posibilidad de comenzar a sesionar de manera presencial. Varios diputados coinciden en que el sistema “está muy verde” y que a “este paso no se va a sesionar nunca”.

En ese sentido, en un comunicado de prensa, el interbloque de Juntos por el Cambio volvió a insistir en que se habilite el funcionamiento presencial, tomando los recaudos sanitarios pertinentes, hasta tanto el sistema a distancia esté listo.

“Le propusieron al presidente de la Cámara Baja Sergio Massa que arbitre los medios para instrumentar una sesión la semana próxima, contemplando que en los casos en que haya diputados que por cuestiones de salud se vean impedidos de desplazarse hasta la Ciudad de Buenos Aires puedan asistir a sus legislaturas provinciales o se les habilite el sistema remoto con certificación pública de identidad”, señalaron los diputados de la oposición.

Desde el Frente de Izquierda, el diputado Nicolás del Caño, también señaló que "no puede haber más excusas para seguir dilatando la sesión. Hace casi cuatro meses que el Congreso no funciona". En declaraciones a la prensa, el legislador sostuvo que "si no se puede a través de la web, entonces que sea presencial, por ejemplo, en el CCK, contemplando los casos que sean población de riesgo y que se puedan conectar telemáticamente. No puede haber más excusas. Las trabajadoras y trabajadores de los supermercados y las fábricas de la alimentación van todos los días a trabajar, ¿por qué no se pueden reunir los diputados en un lugar amplio?”.

Durante la jornada del jueves Diputados citó a los asesores de los bloques parlamentarios para hacer un nuevo simulacro en el recinto, con el fin de que además puedan ser una instancia de consulta sobre todo para los diputados que tendrán que sesionar a distancia. Las pruebas fueron dos y resultaron positivas. Los asesores ingresaron al sistema, dieron quórum, votaron y además probaron cambiar su voto. Cabe señalar que se hicieron con un grupo reducido de personas, con una conexión estable y con el uso de las computadoras de la Cámara de Diputados. A la distancia estas cuestiones son más difíciles de aplicar.

Según pudo saber Tiempo Argentino, el personal de la Dirección General de Informática de la Cámara Baja trabajó durante la madrugada para poder mejorar la estructura de la red de la Cámara de Diputados para que pueda responder mejor a la demanda simultánea en los servidores internos y dar una mayor capacidad de respuesta evitando los problemas de saturación de red que se presentaron a la hora de votar de manera conjunta.

Fuentes parlamentarias informaron a este medio que también se modificaron cuestiones de configuración de la plataforma para poder obtener menos demanda interna. Un ejemplo eran carteles informativos que les aparecían a los representantes indicando el quórum y quienes se conectaban y desconectaban. Esto aparecerá en menor medida.

Además, durante la mañana a los legisladores se les envió un formulario para que informen cuáles fueron los principales problemas que tuvieron con el sistema. De las 122 respuestas que recibió el aérea de informática predominó que “no pudieron acceder a la votación”, ya sea porque les figuraba error o porque aparecía un cartel que decía que “no estaba abierta a la votación”.

Para organizar el trabajo, además se resolvió entre el jueves y el viernes dividir a los diputados en grupos de 30 para recibir una capacitación que brindará, por turnos, el personal de la Dirección General de Informática y Sistemas, así como también la de Modernización.

Con diferencias el Senado hace prueba piloto el viernes

Mientras que la Cámara de Diputados trabaja en ajustar los errores del sistema remoto, el Senado se prepara para hacer su propio ensayo el viernes al mediodía. Con algunas diferencias en la modalidad que utilizó Massa, la titular del Senado de la Nación Cristina Fernández de Kirchner, convocaría a los senadores a hacer la prueba piloto de la sesión “virtual” a las 12 y seria de carácter reservada, esto es sin transmisión por la señal de Senado TV ni público presente.

Otra gran diferencia será que en vez de que los senadores realicen el chequeo de identidad por reconocimiento facial con fotos, un oficial del Renaper estará encargado de tomar la identificación de los legisladores en sus casas o legislaturas provinciales.

El Senado convocó formalmente a una sesión de manera remota para el 13 de mayo con el fin de dar tratamiento a los 20 Decretos de Necesidad y Urgencia que la semana pasada fueron convalidados por la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo. Cristina firmó el lunes un decreto parlamentario en el que encomienda la realización de sesiones en carácter remoto o virtual mediante videoconferencia, de modo excepcional por el plazo de 60 días, que podrá ser prorrogado por en tanto persista la situación de emergencia.

La ex mandataria nacional, que en un principio había propuesto que en el recinto sólo podía estar presente ella y las autoridades de Cámara: los secretarios Marcelo Fuentes (parlamentario) y María Luz Alonso (administrativa), extendió el permiso de asistencia a la presidenta provisional del Senado, Claudia Lesdesma Abdala de Zamora; el vicepresidente, Martín Lousteau que seguirán la sesión desde sus despachos. En tanto, el resto de los senadores deberán participar de la sesión desde dependencias oficiales de sus provincias o presentar un certificado que demuestre de manera fehaciente un impedimento para concurrir a los lugares recomendaos y entonces poder conectarse desde sus hogares.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS