Retenciones: modificarán la ley de emergencia para que incluya el tratamiento segmentado de los pequeños productores

Alberto Fernández encabezó la prolongada reunión de dos horas con la Mesa de Enlace. Luego, el ministro de Agricultura, Luis Basterra, junto a los dirigentes de la organización, hicieron el anuncio y aclararon que retrotraer el aumento del 3% "es complejo en este contexto". 
23 de diciembre de 2019

El gobierno ratificó su posición sobre las retenciones a las exportaciones agropecuarias y se comprometió a revisar la situación de los pequeños y medianos productores así como también la de las economías regionales, que afrontan costos diferenciales. 

En una conferencia de prensa que tuvo pasajes de polémica las patronales del sector insistieron en que el presidente Alberto Fernández se comprometió a revisar el aumento del 3% adicional pero el ministro de Agricultura, Luis Basterra, dijo que ese reclamo "es complejo" en este contexto macro económico, sobre todo "después de que ya se hicieron ajustes en Bienes Personales contemplando la situación del campo".

El presidente se reunió con las patronales agropecuarias por más de dos horas y después de varios días de cruces por la adecuación del tributo que pagan los productores. Tras el encuentro se informó que el Ejecutivo abrió un puente de diálogo pero reafirmó su argumento de necesidad en el marco de la crisis general. 

Las novedades corrieron por cuenta del ministro y los cuatro líderes empresariales Daniel Pelegrina, de la Sociedad Rural (SRA); Carlos Achetoni, de la Federación Agraria (FAA); Jorge Chemes de las Confederaciones Rurales (CRA); y Carlos Iannizzotto, de Coninagro.  

De entrada Basterra destacó que el primer encuentro entre Fernández y los ruralistas tras el cambio de gobierno fue “muy productivo” e informó que el presidente se comprometió a “profundizar el análisis de la Ley de Emergencia y a generar un canal de trabajo conjunto para evaluar los impactos y avanzar hacia mecanismos que permitan que el aporte del campo sea cada vez más fructífero y amplio”.

Los rostros de los expositores denotaban el cansancio de una reunión extensa y muy discutida. Tras la apertura del ministro, Achetoni, de la FAA, aclaró que las empresas se manifestaron en contra del incremental del 3% que plantea el gobierno y que Fernández se comprometió a dar una respuesta fundamental a ese tema. También aseguró que las empresas coincidieron en reclamar compensaciones a los productores de menor envergadura.

Al retomar la palabra, Basterra indicó que el presidente “plantea con responsabilidad que las retenciones tiene que ir disminuyendo porque que no son deseables para el funcionamiento de una economía” pero insistió con que “la responsabilidad que le cabe hace que tenga que analizar detalladamente el pedido de mantener el 30% en soja y el 12% en el resto de los productos”.

El funcionario subrayó que Fernández “planteó que va a analizar el tema en el contexto macro porque no tenemos estabilidad”. La agricultura familiar, agregó, tendrán “un tratamiento diferencial (porque) no hay una formula sino varias fórmulas” para este sector. Basterra sumó que desde el gobierno “estamos abiertos a analizar propuestas, en particular de la FAA, que ofreció un instrumento de segmentaciones” pero advirtió que “tenemos experiencia y a veces salen bien y a veces regular”.

“El presidente propuso una modificación de la Ley de Emergencia para que se incluya el tratamiento segmentado de los pequeños productores y el de las regiones lejos de los puertos” aclaró el titular de Agricultura. “Hemos explicitado que vamos a trabajar para que esto se cumpla y antes de su aplicación lo vamos a conversar con las entidades”, remarcó.

Para el funcionario “la voluntad de un tratamiento diferencial está expresa en la ley en la que fuimos claros en la idea de un tratamiento segmentado según el tipo de explotaciones” pero una vez más aludió a la “difícil situación de un Estado con un déficit muy abultado que requiere de un esfuerzo de los distintos sectores de la economía, no sólo del campo”.

Por su parte, Iannizzotto, de Coninagro, informó que las empresas también plantearon una demanda de un sistema de crecimiento agroindustrial que tengan como horizonte el fin total de las retenciones. Según ese dirigente “el presidente se comprometió a estudiarlo”.

A su vez, Pelegrina, de la SRA, expresó que “el impacto de la medida ya está valuado” y si bien reconoció que “todos tenemos que contribuir” resaltó que “no convalidamos el 30%, lo criticamos” y que el presidente “se comprometió a rever el 3%. Lo que pedimos es el fin de las retenciones. No convalidamos nada”, rechazó promediando una conferencia de prensa que ya parecía un contrapunto sin disimulo.

De nuevo en poder de la palabra Basterra señaló que el presidente planteó una serie de “certezas políticas para este sector entre las que enumeró fijar niveles de retenciones para una campaña, la definición de los instrumentos para el cumplimiento de una norma, “fijarnos el cumplimiento que va a tener el Banco Nación con las deudas de los productores agropecuarios; las líneas de crédito para que pueda expandirse la producción”, agregó. También alistó la aclaración de los instrumentos para la agregación de valor donde se produce la materia prima y consideró que “esto es certeza que se sustenta en decisiones concretas”.

“Todos estamos contentes con este concepto”, expresó el ministro a los periodistas. Y agregó: “Brindar seguridad con las decisiones genera confianza en la inversión y el futuro. Cuando (Mauricio) Macri impuso las retenciones inesperadamente tiró bajo una estrategia y el impacto del cambio de las reglas de juego fue percibido por todos. La propuesta del análisis de las retenciones fue desde el principio de la ley. Estamos transitando un camino y no es apretar un botón. Sería muy fácil aplicar un mínimo no imponible pero traería inequidad. Queremos que se respete equidad y que los pequeños y medianos productores reciban un tratamiento diferenciado”.

Por último, Chemes, de las CRA rescató que “nos vamos impresión buena porque el intercambio se dio en un marco de sinceridad. El presidente planteó los problemas de las finanzas del Estado y nosotros los inconvenientes del sector y la excesiva carga impositiva que representan todas estas medidas”, dijo. También reconoció que “no serán decisiones inmediatas como necesita el productor pero sí caminos para arribar a soluciones lo más rápido posible. El campo necesita generar confianza en las decisiones de los gobiernos. Fueron muchos años de no cumplir las promesas y eso generó mucha desazón”, lamentó.

El titular de las CRA se comprometió también “tratar de revertir la situación” que plantearon los productores nucleados en esa entidad de cesar la comercialización a manera de protesta.


Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual