Dos mil programadores y comunicadores se reunieron para resetear el periodismo

Esta semana se llevó a cabo el sexto encuentro de Hack Hackers Buenos Aires, el encuentro de innovación de medios más importante de América Latina.
16 de Septiembre de 2017

La receta del éxito siempre parece sencilla. “Más mujeres, menos agencias de noticias y más atención a la audiencia”, resume Dima Khatib, directora de AJ+, el canal de noticias online de la cadena árabe Al Jazeera que marcó un hito a la hora de viralizar noticias. Claro que todos los cocineros saben que la clave está en cómo mezclar ingredientes y allí, según explica la única directora ejecutiva mujer de la cadena catarí, la esencia está en el último de ellos. 

La audiencia se transformó en el eje sobre el que rondaron la mayoría de las charlas de la sexta edición de Hacks Hackers Buenos Aires, el encuentro anual de periodistas y programadores más grande de América Latina. Este año, unas dos mil personas debatieron y trabajaron colaborativamente en la Ciudad Cultural Konex bajo la premisa de “reiniciar el periodismo”, una necesidad cada vez más importante dada la crisis económica y de legitimidad de las empresas tradicionales de medios. 

Primero hay que saber escuchar

“Si los periodistas no escuchan a la audiencia ¿por qué esperamos que la audiencia escuche a los periodistas?” plantea Andrew Losowsky, líder del proyecto Coral de la Fundación Mozilla, una organización sin ánimo de lucro dedicada a la creación de software libre y que se hizo popular por el desarrollo del navegador Firefox. 

Losowsky trabajó durante 15 años como periodista antes de ingresar a Mozilla y hoy tiene dos obsesiones: descentralizar la data (“no podemos dejar que Facebook controle nuestra información”) y generar mejores mecanismos de comunicación entre periodistas y lectores.
Así surgió Talk, un desarrollo realizado en conjunto con The New York Times y The Washington Post para generar una mejor interacción con la comunidad de los medios gráficos. Hoy ese desarrollo está abierto y disponible para todos los medios y ya cuenta con más de una decena de redacciones que lo utilizan y perfeccionan.   

“Solemos decir que el problema son los trolls, pero ellos son un síntoma”, insiste. “Si nosotros tomamos a los comentarios como basura y no les damos importancia, ellos también van a escribir basura”. 

El ejemplo que uso para valorizar el peso del desarrollo fue contundente. El aporte de un comentarista del Financial Times alcanzó 30 mil compartidos entre sus pares, hoy esa persona fue contratada como columnista del diario británico.

A no desesperar

“Lo revolucionario y lo nuevo está sobrevaluado”, sorprende Pablo Mercado, Jefe de Tecnología de Vox Media, un sitio nacido en 2014 que bajo la premisa de “explicar las noticias” logró colarse entre los medios de mayor influencia en Estados Unidos. Hoy su canal de Youtube tiene 2.800.000 suscriptores, tres veces más que The New York Times y 20 veces más que The Washington Post. Algo que cobra mayor relevancia si se piensa que el consumo audiovisual tiende a subir y las redes sociales son una de las principales vías por las que la gente se informa.
Para Mercado “la cultura de la innovación” parte por valorar las modificaciones incrementales. “Lo mejor sale de ir a espacios como estos, compartir el conocimiento en tu equipo y celebrar los incrementos internos tanto como hacemos con las ideas de afuera”.

Innovar y compartir

“Tenemos que usar la tecnología para que no dejen de leernos”, advirtió Cristian Alarcón desde el mismo escenario en la apertura del evento. El director de Anfibia compartió la experiencia 360 de la revista digital de la Universidad de San Martín que surgió, justamente, de una alianza con programadores que conoció en una reunión anterior. 

Por el mismo escenario de Khatib, Losowsky y Mercado también pasó La Diaria (ver aparte) y Tiempo Argentino, dos medios cooperativos que comparten el Río de la Plata. Cada uno a su turno contó cómo el periodismo innovador también pasa por la autogestión y por el desarrollo de un modelo de negocio sostenido por los lectores, lo que garantiza que no haya presiones políticas o económicas que puedan modificar un periodismo comprometido con la información.

“Hack Hackers se fue consolidando como un espacio grande de innovación a nivel global al punto que unos chinos que vinieron el año pasado nos compararon con el Global Editor Network (el encuentro organizado por las corporaciones informativas más grandes del mundo)”, cuenta Mariano Blejman, organizador de la Mediaparty, tal como se conoce al encuentro de Buenos Aires. “Los oradores son más o menos los mismos. En cantidad de gente probablemente seamos más grandes y ellos tengan mayor cantidad de ejecutivos. La diferencia es que allá van a charlar y acá vienen a hacer”, concluyó Blejman. «

Uruguayos que apuestan a los lectores

“Hoy nuestro medio es financiado en un 80% por los lectores. Pero nuestro desafío es hacer lo imposible: lograr un medio financiado 100% por la comunidad”, provoca Damián Osta Mattos desde el escenario del salón principal de la Ciudad Cultural Konex. Damián es gerente general de La Diaria, un medio cooperativo creado en el año 2006 en Montevideo, Uruguay, gracias al apoyo de personas que querían un medio autogestionado para disputar la agenda informativa del país ríoplatense. 

“Esto arrancó con una compra a tapa cerrada y hoy somos el segundo diario del Uruguay”, sintetiza Mattos, obligado por la consigna de las charlas relámpago: contar una experiencia innovadora que haya generado impacto periodístico en cinco minutos. La decisión clave inicial fue saltear al intermediario y, para ello, la cooperativa oriental montó su propia distribución, que entrega el diario bajo puerta de lunes a sábado. Luego, explica, crecieron a partir de apoyarse en los lectores y fomentar la comunidad a través de invitaciones a la redacción, el armado de un café en el propio espacio del diario, “el Fiesto” (la celebración anual que organiza La Diaria) o promoviendo espacios que interpelan a toda la sociedad como “el Día del Futuro”. Esa iniciativa, que fue creciendo con cada edición desde el año 2011, “busca contrastar con la idea de que Uruguay vive hablando del pasado”, cuenta Damián. En ese mismo sentido, también se inscribe el lanzamiento del Media Lab, que pone en relieve que el cooperativismo puede ser un emblema de innovación. 

Hackeá todo el año

La primera edición de Hacks/Hackers tuvo lugar en Estados Unidos en 2009, luego se expandió a Europa, América Latina y Australia. El encuentro de Buenos Aires es el más populoso. Pero además de la Mediaparty, existe una comunidad virtual de más de 9000 integrantes que durante el año comparten experiencias y jornadas de capacitació

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS