Dos son familia: el cine mexicano llega a Francia

Versión francesa del éxito de la taquilla mexicana "No se aceptan devoluciones". Con sencillez, apela a recordar esa sensación que los padres pueden llegar a sentir en los primeros años de la vida de sus hijos.
31 de Agosto de 2017

Remake, o mejor dicho, versión francesa de la mexicana No se aceptan devoluciones, cuenta la historia de Samuel, un vividor de origen africano en la Francia actual, que un día recibe la visita inesperada de un romance de una noche de verano que le deja como testimonio de esa noche una nena en su versión bebé. Desesperado, persigue hasta Londres a la (ir)responsable que le dejó a la criatura, pero sin éxito. Allí conoce a Bernie, quien se convertirá en su aliado y salvador: le ofrece trabajo como doble de riesgo, y Samuel consigue el dinero como para mantenerse él y su hija, con quien establece una relación encantadora.

 

Ocupando todos los lugares comunes posibles, como lo hizo el tremendo éxito de taquilla mexicano, que se convirtió en la película extranjera de mayor recaudación en la historia de Estados Unidos con 45 millones de dólares, el film es una metáfora sobre la primera infancia de cualquier niño/a, esa que dura más o menos hasta los 8 años. Lejos de caer en la idea psicológica de que lo que se hace en esos años establecerá casi definitivamente cómo será la vida del individuo hasta el final de sus días, sin salir del lugar común pretende ser más una advertencia para padres: lo que se pierdan de esa etapa, emocionalmente hablando, difícilmente lo puedan volver a vivir alguna vez.

Más allá de que el film no sea muy elaborado -desiste de esa pretensión-, y de que busque la emoción más bien fácil, lo cierto es que en su cierre, que algunos consideran arbitrario, define esa idea de que sólo en esos años los padres pueden ser los héroes que más de una vez soñaron ser. Después nunca más. Después llegarán los primeras disidencias, que luego serán desencuentros. Desencuentros que más allá que luego den lugar al reencuentro y a compartir muchos momentos felices, nunca devolverán, como sucede en esos primeros años, la sensación de ser alguien imprescindible para otro.

Dos son familia (Demain tout commence. Francia, 2016). Dirección: Hugo Gélin. Guión: Hugo Gélin, Mathieu Oullion y Jean-André Yerles. Con: Omar Sy, Clémence Poésy, Gloria Colston, Antoine Bertrand, Karl Farrer, Anna Cottis, Susan Fordham, Phelim Kelly, Richard Banks, Attila G. Kerekes, Andy Mihalache y David Lowe. 115 minutos. Apta para mayores de 13 años.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS