Dujovne no sólo hereda una economía en grave recesión

El nuevo ministro de Hacienda deberá afrontar un conflicto gremial muy sensible provocado por Prat Gay que incluye discriminación de género y persecución sindical.
27 de Diciembre de 2016

Este miércoles la junta interna de delegados de ATE del Ministerio de Economía realizará en las puertas del Palacio de Hacienda una radio abierta a las 13 horas como parte de las medidas de acción en rechazo al inminente despido de dos trabajadoras de la cartera. Se trata de un caso combinado de discriminación de género y persecución sindical.

Por un lado, Romina ha sido notificada por su jefa directa, la Auditora María Eugenia Pierrepont, sobre la discontinuidad de su vínculo laboral, por la “productividad insuficiente” derivada de su maternidad. En una carta que ella misma difundió la empleada denuncia que la auditora a cargo de su área le manifestó que “no me importa que tengas una cría de un año”. Según los delegados de ATE la trabajadora “como es natural recurrió a licencias propias de su situación de lactancia y por enfermedades de su hija” y su jefa decidió prescindir de sus servicios a partir de enero de 2017.

Además, la gestión de Alfonso Prat Gay, abrió un sumario a Mayra Coatz representante gremial en las comisiones de condiciones y medio ambiente de trabajo (CyMAT) y de Igualdad de Oportunidades y Trato (CIOT). Se trata de instancias paritarias propias del convenio 214/06 de la Administración Pública Nacional.

Coatz, tuvo intervención en el caso de Romina que fue llevado a ese ámbito para su tratamiento. A Coatz las autoridades del ministerio le abrieron un sumario por “violencia” a partir de las medidas de fuerza que adoptara la Junta Interna de delegados de ATE en ocasión de los 160 despidos promovidos por la gestión de Prat Gay.

Las denuncias por supuesta violencia, según los delegados, no pudieron ser constatadas e incluso la declaración de los agentes policiales que habían sido convocados como testigos por la parte acusadora, desestimaron la existencia de hechos de violencia en el sector donde supuestamente ocurrieron los hechos. Con todo, el sumario sostiene que “en caso de tratarse de personal de planta correspondería la cesantía”. Mayra se desempeña como contratada y el sumario derivará, sin concluir, en la no renovación de su contrato.

Así las cosas, se trata de un grotesco caso de discriminación por género y de persecución sindical a una delegada que defendió a su compañera perseguida frente a las autoridades.

Dujovne asumirá el lunes 2 de enero en el Palacio de Hacienda pero, de todas maneras, será quien deba tomar la decisión de ratificar los polémicos despidos que hereda de su antecesor. 

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N