El blanqueo, afuera de la suba de Bienes Personales

Macri dio instrucciones para no subir la alícuota a quienes declararon dinero en el exterior y no lo trajeron. Su relación con la causa de los cuadernos.
28 de Octubre de 2018

Con la media sanción en Diputados, el gobierno no sólo logró transitar el primer tramo para obtener la aprobación del Presupuesto 2019. También enterró la posibilidad de aumentar la alícuota del impuesto a los Bienes Personales en el exterior para todos aquellos que se ampararon en el blanqueo de capitales realizado en abril del año pasado. Se trata de 116.800 millones de dólares blanqueados: el 20% está radicado en el país y el 80% restante en el exterior. Son 93.300 millones de dólares, pertenecientes a 254 mil contribuyentes, que seguirán pagando una alícuota del 0,25% por una serie de razones políticas, jurídicas y también penales, pero que sólo son susurradas en Balcarce 50 para justificar el empeño que puso el presidente Mauricio Macri en sacar el tema de la discusión presupuestaria con los gobernadores.

La menos conocida tiene que ver con el informe que le entregó la AFIP al juez Claudio Bonadio sobre las personas y empresas que participaron del blanqueo y están vinculadas en la causa de los cuadernos de las coimas. Según el diario La Nación, "alrededor de 30 personas que están involucradas en la causa, sean ellas mismas o sus familiares, ingresaron al blanqueo de capitales. Varios de los acusados tienen cuentas con dinero en el exterior y muchos de ellos no las tienen declaradas". La vinculación del blanqueo con las cuentas no declaradas y los empresarios sospechados en la causa de los cuadernos es una razón que reconocen en el gobierno "para dejar todo como está y no volver a tocar el tema", especialmente porque el objetivo es reeditar el blanqueo, con una nueva amnistía fiscal durante un eventual segundo mandato de Macri como presidente. Quizás las cuentas de dinero no declarado forman parte del circuito de bienes en el exterior que el gobierno sabe que siguen sin tributar y que aguarda blanquear, dentro de las expectativas que siembra ante el establishment local e internacional sobre su continuidad en el poder. La causa de los cuadernos daña ese plan, pero en la Casa Rosada sostienen que se trata de una decisión política "para evitar un juicio en el exterior de los beneficiados por el blanqueo".

El encargado de evitar un posible incremento del 0,25% al 0,75% sobre esos 93.300 millones de dólares blanqueados que siguen afuera fue el actual asesor presidencial Gustavo Lopetegui, uno de los dos vicejefes de Gabinete que dependían del ministro coordinador Marcos Peña. Según informó Tiempo en su edición del 15 de septiembre, aunque Lopetegui fue degradado durante la reducción del Gabinete a la mitad, el exsecretario de Coordinación Interministerial fue el encargado de transmitir la instrucción presidencial a los negociadores con las provincias. Sus gobernadores reclamaban un incremento sobre los beneficiados por el blanqueo para  ampliar la recaudación de impuestos coparticipables a cambio de aceptar una reducción de 300 mil millones de pesos en el Presupuesto 2019, para cumplir con la reducción del déficit prometida al FMI.

En lugar de gravar a los beneficiados por el blanqueo, el gobierno mantendrá el 0,25% hasta los 3 millones de pesos declarados en el país y lo incrementa a 0,50% para las posesiones hasta 18 millones de pesos más una cifra de 7500 pesos. Los que tienen bienes por encima de los 18 millones, pagarán por el excedente un 0,75% más 82.500 pesos. Aunque el diseño incluía a los bienes rurales, la presión de la Mesa de Enlace logró borrar ese punto.

Si prospera en el Senado, el nuevo esquema golpeará a los poseedores de una propiedad pero beneficiará a quienes superan ampliamente las categorías de posesiones establecidas en pesos. Sus nombres fueron mantenidos en reserva durante el blanqueo, hasta que el periodista Horacio Verbitsky reveló que muchos de ellos eran empresarios vinculados al entorno presidencial, como el magnate energético Marcelo Mindlin, el hermano presidencial Gianfranco Macri, el exsocio y amigo "del alma" Nicolás Caputo y los empresarios Alfredo Coto, Marcela Rocca, Daniel Novegil, Miguel Madanes, María Bulgheroni de Luque y Alejandro Jaime Braun Peña, entre otros. ¿Cuánto de ese dinero está vinculado con el circuito de coimas que Bonadio amaña en la causa de los cuadernos? «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS