El cine argentino y las estrategias para resistir a la pandemia

Mientras la cuarentena cancela los rodajes y las salas se mantienen cerradas, comienzan a ganar volumen nuevos espacios para los estrenos en la TV Pública, Cine.ar y el sitio Puentes de cine. Las medidas del Incaa para amortiguar la crisis.

10 de mayo de 2020

De manera sostenida y como sucede en múltiples ámbitos de la vida social, la situación que reina en la industria del cine y la televisión está afectando seriamente la producción y el trabajo de miles de profesionales que se desempeñan en esas áreas.

Por el momento, la única certeza con la que se cuenta es que la inactividad de esos dos sectores será larga, lo que en definitiva continúa generando una crisis de la que no se tiene recuerdo. Por el lado del cine las cosas no comenzaron bien, ya que a poco de asumir las actuales autoridades del Incaa (en enero pasado) se encontraron con un panorama angustiante motivado por la gestión anterior en lo que a lo económico se refiere, pero a poco de eso con la llegada del Covid-19 todo terminó por delinear un escenario en declive que afecta a la totalidad de las producciones del sector, fundamentalmente por la ausencia de filmaciones y planificación de proyectos a futuro.

De manera lógica, los actores tampoco resultaron inmunes a las consecuencias sanitarias que afectan a todo el planeta. Con una dinámica tan relacionada con poner el cuerpo de manera visible, la actividad de todo este colectivo se paralizó de manera tajante. Fue en marzo pasado cuando luego de un discurso del presidente Alberto Fernández, la Asociación Argentina de Actores llamó a suspender actividades -algo que se extiende hasta el día de hoy-, medida que afectó económicamente a sus 6000 afiliados actuales.

Pero así como avanzó la paralización sobre esos sectores, también desde ellos se articularon vías de ayuda para darle pelea a la coyuntura. Desde el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) se advirtió que la falta de actividades provocadas por la llegada del Covid-19 se extenderán en el tiempo, pero rápidamente la entidad avanzó con el pago de anticipos a cuenta de rodajes próximos y subsidios otorgados (medidas que beneficiarán a productores y sus equipos de trabajadores), la ayuda económica en favor del sostenimiento de las obras sociales del Sindicato de la Industria de Cinematográfica Argentina (SICA) y de la Asociación Argentina de Actores (AAA), medidas que evitarán que los asociados de ambas entidades pierdan su cobertura médica. Y un dato nada menor es que la entidad también procedió con el pago de las deudas más urgentes contraídas por la anterior administración que permitirá que el Instituto continúe funcionando luego de haberse topado con un déficit de 800 millones de pesos. A esto se suma que los estrenos cinematográficos que estaban pautados para estos meses pueden ser exhibidos de manera gratuita por la plataforma Cine.ar Play (www.cine.ar/play) y que toda la recaudación que surja de ello será liquidada a quienes participaron de dichas películas.

Otro tema que se aclaró por parte del Incaa llegó de la mano de su director Luis Puenzo, quien adelantó que se mantienen reuniones con autoridades nacionales con el fin de aplicar un impuesto a las plataformas de streaming audiovisual, algo que se realizaría sin incrementar el precio a los usuarios. En la actualidad las facturas de servicios de streaming incluyen un 21% de IVA. El proyecto prevé que un 10% de ese 21 vaya al Incaa, en un esquema similar al que rige con las entradas de cine. Esa recaudación permitiría triplicar el Fondo de Fomento del Instituto y hacer realidad muchas más películas argentinas.

El realizador y ganador del Oscar explicó también que, de concretarse este proyecto, “el Estado percibiría más en recaudación porque el Incaa tiene que invertir en producciones, que tienen muchos rubros con IVA. Si uno calcula el IVA sobre eso, la suma da más que el 10% de lo que hubiera recibido, además de dar trabajo a muchísima gente e ingresarían dólares por las coproducciones".

La Asociación Argentina de Actores movilizó sus recursos para hacerle llegar bolsones de alimentos a cientos de sus asociados, pero también unió fuerzas con Instituto Nacional del Teatro y el Ministerio de Cultura para brindar apoyo en estos tiempos pandémicos. En concreto, se trata de una ayuda económica destinada a elencos, producciones, salas y espacios independientes de todo el país. Esta segunda etapa del denominado Plan Podestá (cuya primera parte abarcó a más de 5200 trabajadores, 240 salas y a 699 espectáculos en todo el país) es deliberadamente mucho más abarcativa que su predecesora y ya se encuentra en plena ejecución en tiempos de Coronavirus. “Estamos viviendo una situación  complicada, más allá que desde el Estado se están generando políticas de contención. La situación es difícil para todos, inclusive para los que no entienden o no quieren entender que debemos ser solidarios y no buscar intereses mezquinos. Como actores venimos de un tiempo con el gobierno anterior de cero diálogo y con medidas que tomaban que no eran en favor de la Cultura sino en contra de ella, sumado al desastre económico que generaron que hicieron que en 2017, sólo de nuestros asociados unos 400 podían solventar su canasta básica familiar. Como actores arrastramos una situación muy difícil, y no escapamos de eso porque tenemos que pagar cuentas, así que todo lo que sucede ahora nos afecta como o inclusive más que a otros”, sostiene Alejandra Darín, presidente de la Asociación Argentina de Actores.

Para el colectivo de profesionales del mundo del cine agrupado en DAC (Directores Argentinos Cinematográficos), la pandemia llegó para complicar más las cosas en el sector, especialmente luego de los últimos cuatro años de gestión macrista en que todo lo que se hacía era nocivo para el mundo del cine. “Con el Coronavirus la situación de la cultura atraviesa un momento dificilísimo. El streaming está funcionando pero no está aportando al Fondo de Fomento del Incaa, y al estar cerrado los cines, el Instituto carece de una parte importante de los fondos que le llegan para cumplir con sus obligaciones, lo cual complica aún más la situación. Aun así, el mes pasado se pagaron liquidaciones pendientes, varios derechos de autor que correspondían pagar recién dentro de un cuatrimestre para todos los asociados, y en este mes en curso se está dando un subsidio solidario para quienes lo necesiten como parte de un paquete de decisiones urgentes que se están tomando. En realidad, todo esto se trata de medidas necesarias para todos aquellos que tienen que afrontar situaciones de sustento básico u obligaciones impostergables”, afirma Julio Ludueña en representación de la entidad que reúne a una parte de los realizadores locales.

Desde otro ángulo, poder ofrecerle contenidos de ficción a la población también representa una ayuda en términos de distención frente al aislamiento social, preventivo y obligatorio. En ese sentido, tanto la TV Pública (con estrenos de series, reposiciones, especiales de cine argentino y programas para promover nuevos talentos), como la plataforma Cine.ar Play (que cuenta con un extenso catálogo de títulos y novedades actuales y clásicas), así como también la flamante aparición del sitio Puentes de cine (www.puentesdecine.com), creado por la Asociación de Directores PCI que ofrece estrenos de films nacionales a un módico precio) se convierten en alternativas viables para salir de lo esperable en materia de propuestas audiovisuales. “Como trabajadores del cine, somos uno de los grupos más perjudicados y posiblemente uno de los últimos que saldrán del formato de cuarentena en la que vive el mundo. De manera que la reactivación será a lo último, lo cual es preocupante porque no se puede estrenar en los cines películas en las que trabajamos. Como una norma para salir a enfrentar la crisis sin cines abiertos provocada por el coronavirus, la Asociación de Directores de Cine (PCI) creó un espacio virtual al que llamamos Puentes de cine, donde existen tres salas. Nuestro objetivo con eso es que se puedan estrenar películas, pero que también haya charlas en vivo con las protagonistas de las mismas vía online. Esto creo que es un aporte para que se pueda seguir viendo cine en tiempos tan complicados como los que vivimos”, concluye Daniel Rosenfeld en representación del colectivo de cineastas. «


Tres estrenos destacados

"Devoto: la invasión silenciosa" (Por Cine.ar Play). Cinco desconocidos deberán enfrentar una extraña invasión. Disponible sin cargo hasta el jueves.

"El huevo del dinosaurio" (www.Puentesdecine.com). Un grupo de artistas con una discapacidad intelectual muy particular generan obras sorprendentes. Disponible por 48 horas desde este lunes.

"El maestro". Retrato de un apasionado docente de un pueblo del noroeste argentino que aún vive con su madre, una mujer muy posesiva. Estreno: jueves 14 de mayo, a las 20, en Cine.ar.


En cifras 

200 mil

Son los trabajadores involucrados en las diferentes etapas de la industria del cine nacional.

157 mil

Fueron los usuarios nuevos que en sólo un mes cosechó la plataforma Cine.ar Play.

10 %

Sería el porcentaje de los abonos de las plataformas de streaming que se integraría al Fondo de Fomento del Incaa.


Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual