El Consejo de la Magistratura descartó una denuncia contra Justicia Legítima

Había sido presentada por el abogado Alejandro Fargosi, que pidió que se investigara a los jueces de la asociación civil por dos notas publicadas en el diario La Nación.
28 de Octubre de 2018

El Consejo de la Magistratura desestimó una "temeraria" denuncia contra los integrantes de la organización judicial Justicia Legítima formulada por el abogado Alejandro Fargosi por el supuesto financiamiento ilegal con dinero proveniente de la supuesta corrupción denunciada en la causa de las fotocopias de los cuadernos.

De paso, la resolución que descartó la denuncia advirtió que sobre la base de una aparente información fidedigna se construyó una elucubración falsa. "No existe siquiera elíptica o remotamente que se hubiera financiado a la Asociación Justicia Legítima de forma ilegal". La desestimación fue firmada por todos los consejeros que habitualmente votan alineados con las posturas de Cambiemos en el Consejo. Son los jueces Luis Cabral y Leónidas Moldes, el académico Mariano Candis, la abogada Adriana Donato, el senador radical Ángel Rozas, y el diputado del PRO Pablo Tonelli.

La causa se inició a mediados de año, cuando Fargosi se aprestaba a lanzar su candidatura al Consejo de la Magistratura por los abogados de la Capital Federal, que finalmente no obtuvo.

A propósito de dos artículos publicados en el diario La Nación sobre supuestas expresiones del exsecretario de Obras Públicas José López como "arrepentido" en la causa de las fotocopias de los cuadernos, Fargosi enderezó sus cañones contra toda Justicia Legítima pero, especialmente, contra el juez de la Cámara Federal de Casación Penal Alejandro Slokar, quien –por cierto– no es de los principales directivos de la agrupación.

"La prensa ha publicado recientemente que el procesado José López declaró ante el juez Bonadio que le entregaba dinero en efectivo al dirigente Eduardo 'Wado' de Pedro, notorio líder de la agrupación política 'La Cámpora', para el financiamiento de la asociación civil denominada Justicia Legítima", describía la denuncia, que vinculaba directamente a Slokar con el presunto mal desempeño de sus funciones porque "benefició procesalmente a López en una causa penal". Fargosi, entonces,  propuso: "Resulta imprescindible que el Consejo de la Magistratura inicie una investigación formal respecto del juez Slokar, vocal titular de la comisión directiva de la asociación civil en cuestión. Y de todos aquellos magistrados del Poder Judicial de la Nación que, continuando al día de hoy en su cargo de juez, hayan también ejercido funciones en los órganos directivos o de control de Justicia Legítima durante el período abarcado por la declaración de López".

Sin embargo, el dictamen 191/18 de la Comisión de Acusación y Disciplina, firmado el 11 de octubre de 2018, replicó: "No se advierte la presencia o posibilidad –aún remota– de conducta alguna del juez Slokar, o de cualquier otro magistrado que haya ejercido cargos directivos en Justicia Legítima, que pudiera merecer reproche en el marco de un procedimiento disciplinario".

El dictamen, que aún debe ser refrendado por el plenario del Consejo, recordó que lo que en realidad declaró el "arrepentido" López fue que "(Julio) De Vido le dijo que tenían que tener buena relación con De Pedro porque este tenía buena relación con un sector de la justicia, en referencia a Justicia Legítima". Pero añadió que "desconoce si De Pedro a su vez financiaba a Justicia Legítima".

Es decir, algo muy diferente de lo que Fargosi dijo que había expresado López.

"Este Consejo de la Magistratura –respondieron los consejeros– examina con seriedad y, en su caso, investiga con profundidad todas las denuncias formuladas contra jueces de la Nación, incluyendo las más absurdas, disparatadas, o realizadas con el fin de obtener repercusión pública independientemente de la persona o segundas intenciones del denunciante".

"Sin considerar la credibilidad de López, lo cierto es que nada de eso dijo López", refutó el dictamen. "Surge clara la temeridad de la denuncia, dirigida contra un magistrado, el Dr. Slokar (a quien Fargosi eligió de entre todos los directivos de la Asociación, habiendo sido sólo un vocal suplente) y de forma genérica e indeterminada contra todos los que hubieran ejercido funciones directivas o de control en la misma". «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS