El debate por el derecho al aborto legal ya tiene reglas de juego

Comenzó la discusión en el plenario de comisiones. Se espera que en mayo llegue al recinto.
20 de Marzo de 2018

El plenario de las cuatro comisiones por las que pasará el proyecto de legalización del aborto estableció etse martes las reglas de juego para el debate que promete ser intenso y que, según afirmaron legisladores del oficialismo y de la oposición, tiene como objetivo llegar con dictamen al recinto para mayo.

Daniel Lipovetzky, diputado del PRO, presidente de la comisión de Legislación General (comisión de cabecera de las cuatro que integran el plenario) y firmante del proyecto de la Campaña por el aborto legal, pretende que la discusión se dé de manera “seria, profunda y tolerante”. Para eso, se separó a los expositores a favor de los expositores en contra, que participarán en días distintos.

La reunión de comisiones de este martes se llevó a cabo para establecer el reglamento del debate que comenzará el 10 de abril. Si bien el proyecto que cuenta con más firmas es el elaborado por la Campaña, (lleva 71 rúbricas) hay otros cuatro proyectos más que también proponen la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo. Quedaron afuera de esta instancia las iniciativas en contra del derecho de las mujeres a abortar.

El reglamento lo elaboraron los presidentes de las cuatro comisiones que componen el plenario, de los cuales dos están a favor del derecho al aborto y dos en contra: Salud, de Carmen Polledo y Legislación Penal de Gabriela Burgos, contra del derecho al aborto; mientras que Mujer y Familia de Alejandra Martínez y la de cabecera que preside Lipovetzky, a favor.

Se estableció también que cada diputado podrá llevar hasta cuatro expositores que deberán alcanzar de manera previa un resumen de 300 palabras y que podrán ser anotados hasta el 7 de abril.

En mayo el proyecto podría estar llegando al recinto y allí, según distintos conteos, podrá contar con alrededor de cien votos en contra, 90 a favor y 40 que todavía no han definido su posición o ya saben cómo votar y no lo expresan de manera pública. Luego de una posible media sanción en Diputados, le proyecto deberá enfrentarse al Senado, una Cámara hostil a estas iniciativas.

Afuera del Congreso, una movilización de organizaciones feministas, políticas, gremiales y estudiantiles acompañó la primera reunión de comisiones de un proyecto que ya cuenta con siete presentaciones y más de doce años de espera.

Lipovetzky y la radical Brenda Austin celebraron la decisión de Mauricio Macri de habilitar la discusión a su bloque en el Congreso. De hecho, todos los diputados de Cambiemos festejaron la inauguración del debate con una foto colectiva al término de la reunión.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS