El déficit comercial bajó porque las importaciones cayeron más que las exportaciones

En junio, el saldo negativo de la balanza comercial fue de US$ 382 millones. El mal momento de la soja y la sorpresa de los combustibles.
25 de Julio de 2018

La balanza comercial mostró en junio caídas tanto en las exportaciones como en las importaciones. El INDEC explicó que el déficit comercial bajó como “resultado de una caída de las importaciones mayor a la caída de las exportaciones”. Los números de la balanza siguen rojo profundo, pero junio fue el mes más benévolo en lo que va del año.

Entre los puntos más salientes del informe mensual, se encuentra que “la suma de las exportaciones netas (exportaciones menos importaciones) de los cuatro principales productos derivados de la soja registró una caída de 469 millones de dólares, lo que representó una pérdida de ingresos equivalente a más del 122,7% del déficit comercial de junio”, con respecto al mismo mes del año anterior. Un dato que grafica el mal momento de la soja es que “el único aumento de importaciones significativo correspondió a porotos de soja excluidos para siembra (aumento de 148 millones de dólares)”, mientras que la mayor caída de exportaciones correspondió a “porotos de soja excluidos para siembra (-290 millones de dólares)”. Es decir, se dejó de exportar se pasó a importar. “China absorbió casi toda la caída y, en menor medida, Egipto”.

Entre los productos de exportación que más subieron se encuentran los combustibles. “El aumento de 100 millones de dólares de las exportaciones de combustibles y energía se debió básicamente a mayores ventas de aceites crudos de petróleo”, destacó el informe. Los aceites crudos de petróleo se dirigieron a India, Países Bajos y Chile. Ingresaron por esa vía 85 millones de dólares contra 0 en el mismo mes del año anterior. En lo que va del año, se exportaron aceites crudos de petróleo por US$ 674 M, contra US$ 207 M del primer semestre de 2017. Una variación del 225,6%. En total, la variación en exportación de combustibles y energía fue del 96% en junio y del 78% en el primer semestre (contra los mismo períodos de 2017).

Según los números totales del informe de junio, ingresaron US$ 5.076 M por exportaciones, mientras que las importaciones significaron US$ 5.458 M. El déficit en la balanza comercial fue de US$ 382 M.

Las exportaciones cayeron 1,4% respecto al mismo mes del año anterior (US$ -74 M). “Los precios subieron 9,8% y las cantidades cayeron 10,2%. Las exportaciones de productos primarios cayeron de manera interanual 25,7%. Las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario (MOA) aumentaron 3,0%; las de manufacturas de origen industrial (MOI) aumentaron 10,4%”, destacó el estudio.

Las importaciones cayeron 7,5% respecto a junio 2017 (US$ -442 M). “Los precios subieron 4,7% y las cantidades se contrajeron 11,7%. Las importaciones de bienes de capital cayeron 16,9%, las de bienes intermedios aumentaron 4,1%, las de combustibles y lubricantes cayeron 6,2%, las de piezas y accesorios para bienes de capital cayeron 10,3%, las de bienes de consumo cayeron 8,8% y las de vehículos automotores de pasajeros cayeron 15,0%”, aseguró el escrito.

Finalmente, el informe advirtió que “las mayores caídas de las importaciones, a nivel de capítulos y partidas, correspondieron a: vehículos automóviles, tractores, velocípedos y demás vehículos terrestres”. Esto significa una baja de US$ 201 M, que explican el 45,5% de la caída total de importaciones.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS