El dueño de un portal de noticias irá a juicio por difundir fotos privadas de la pareja y el hijo del presidente

El director y propietario del medio web Agencia Nova, Mario Rubén Casalongue realizó publicaciones en diferentes ocasiones de Fabiola Yáñez y Estanislao Fernández Luchetti. A pesar de que fue advertido, desobedeció una orden judicial y continuó con los agravios. 

(Foto: AFP)
10 de junio de 2020

El dueño de un portal de internet afrontará un juicio oral y público acusado de hostilizar, discriminar y difundir imágenes íntimas de la pareja y el hijo del presidente de la Nación, Alberto Fernández, y del abogado de ambos, Juan Pablo Fioribello.

La fiscal Daniela Dupuy formuló la acusación contra Mario Rubén Casalongue, titular del sitio Web de Noticias Agencia Nova, a quien imputó conductas ofensivas contra la primera dama, Fabiola Yáñez; contra el hijo del Jefe del Estado, Estanislao Fernández Luchetti, y contra el abogado de ambos, Juan Pablo Fioribello.

Consultado por Tiempo, Fioribello eludió –con cortesía- referirse al caso: “está en plena etapa de definiciones y se vincula con cuestiones de la intimidad que es necesario preservar”.

Casalongue está acusado no sólo por las expresiones publicadas en el sitio web y en las redes sociales, sino también por desobedecer una orden judicial que le prohibió aludir a la familia presidencial.

La medida cautelar obedecía al contenido presuntamente misógino, discriminatorio, ofensivo y violatorio de la privacidad de las personas. Tiempo omitirá reproducir esos conceptos, atento a la naturaleza de la causa judicial.

“El 5 de abril, el portal de internet llamado Agencia Nova, cuya propiedad y dirección se ha corroborado que corresponde a Mario Rubén Casalongue realizó publicaciones con un claro mensaje agraviante, discriminatorio y con imágenes alusivas a distintas partes pudendas del cuerpo de Fabiola Yáñez, sin su consentimiento”, sostuvo la fiscal.

Según la imputación, violando la ley nacional de protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, Casalongue continuó –según documentación a la que accedió Tiempo- continuó “publicando imágenes privadas acompañadas de leyendas agraviantes, haciendo alusión a actividades realizadas con anterioridad al lugar público que hoy ocupa”.

“Las conductas llevadas a cabo contra la Sra. Fabiola Yáñez no cesaron, sino más bien escalaron. (…) Nuevamente difundió información a sabiendas de su falsedad y con total despreocupación en relación a la real afectación que pueden provocar sobre el nombre y honor de la persona”.

...
(Foto: AFP)


Comentarios de similar naturaleza aunque sobre otras cuestiones privadas vertió sobre el hijo del presidente y el abogado Fioribello.

“A través de su portal, también dirigió su campaña intimidatoria y discriminante hacia Estanislao Fernández Luchetti y Juan Pablo Fioribello”.

En el caso del hijo del Presidente, la presunta lesión que le causó quedó reflejada en una publicación en sus redes sociales: “Me cagaron la vida, boludo, todos los medios argentinos invasivos de mierda me cagaron la vida y solo porque quieren joder a Alberto. Me tienen harta y todos mis problemas últimamente vienen siendo por esta persecución mediática que tienen contra mí para joderlo a Alberto”.

Casalongue nunca declaró en el juicio y sólo fue notificado del proceso judicial gracias a una intensa búsqueda de los querellantes, especialmente del abogado/damnificado, quien impulsó la querella y obtuvo la elevación a juicio en dos meses.

La acusación incluye figuras delictivas y contravencionales. Entre las primeras, el Código Penal establece penas prisión de 15 días a un año de cárcel para quien “resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal.”.

Pero además, la fiscal pidió una pena de 40 días de “arresto de efectivo cumplimiento” y la obligación de asistir  a un Taller del “Programa Capacitación en Prevención de Prácticas Discriminatorias” dictado por el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI).

“No se advierten causas de justificación para la conducta del imputado que puedan eliminar la antijuricidad de su accionar”, sostuvo la fiscal.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual